Un joven fue hallado muerto este pasado sábado en la calle Numancia de Vigo. Las primeras pesquisas apuntan a una posible sobredosis y descartan la existencia de signos de violencia. Hasta el punto se trasladó la Policía Nacional. La víctima tenía 23 años de edad. De las diligencias se hizo cargo el Juzgado de Instrucción número 1 de Vigo, que se encuentra en funciones de guardia. El cadáver del fallecido fue trasladado al Hospital Nicolás Peña para el examen forense.