La delegada territorial de la Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias, informó de las ayudas del gobierno gallego destinadas a la contratación de 22 personas desempleadas como socorristas para la realización de tareas de vigilancia de las playas de siete concellos del área. Destina más de 68.102 euros.

Tapias explicó que, de los 68.102 euros dedicados a la contratación, 21.770 euros se destinarán a la tarea de siete socorristas y un coordinador en las playas de Nigrán y Baiona. Serán los ayuntamientos, a través de la Mancomunidad del Val Miñor, los encargados de contratar al personal por medio del Servizo Público de Emprego de Galicia (SPEG).

El Concello de Moaña contará con 18.660 euros para contratar a otros seis trabajadores, Salvaterra de Miño tendrá 7.066 euros para dos socorristas y Mos, 6.400 euros también para dos socorristas. Salceda de Caselas dispondrá de 6.400 para dos personas y Pazos de Borbén, de 4.092 euros para sumar dos socorristas. Tapias destacó la Xunta coopera con los concellos para cubrir estos puestos durante dos meses.