Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia empuja a otros 2.000 vecinos de la comarca hacia el riesgo de pobreza

Los hogares del área redujeron sus rentas en 150 euros al mes con la COVID | El ingreso medio por persona no llega a mil euros

Una persona en situación de pobreza solicitando ayuda en una calle del centro. | // GUSTAVO SANTOS

La pandemia ha agravado cuantitativa y cualitativamente la situación de las personas en situación de pobreza. Según los datos de la Enquisa estrutural a fogares del Instituto Galego de Estatística (IGE) hechos públicos ayer, en el área de influencia de la ciudad hay hoy 58.602 personas que se encuentran en riesgo de pobreza. Esto supone casi dos mil personas más que en los momentos previos a la llegada de la COVID-19. Sobre el total de habitantes de la comarca, representan el 14,2% del total, una cifra que marca una subida interanual del 0,4%. Sin embargo, esta demarcación sigue lejos de la media gallega, con dos puntos porcentuales por encima y más todavía de la zona del sur de Ourense y Pontevedra donde algo más de dos de cada diez personas están situadas en ese umbral de pobreza. No acontece eso en zonas como A Mariña o Lugo que cuentan con las mejores tasas de todo el territorio gallego.

Antes de la pandemia, la cifra también era singular: 56.892 personas corrían ese mismo riesgo. Aunque los números absolutos hayan sufrido un incremento notable, la cifra previa deja entrever un problema estructural y no tan condicionado por la coyuntura puntual de la emergencia sanitaria.

Pérdidas en los hogares

Y es que de este nuevo informe del centro de datos gallego se desprenden otros retazos del desgaste social del coronavirus sobre la población del área viguesa. Por ejemplo, el referido a los ingresos en los hogares del área de influencia de la ciudad. Antes de la pandemia, la media de ingreso bruto por persona se situaba en torno a los 980 euros mensuales. Hoy, esa cantidad se ha reducido a los 943 euros. Aunque como en el caso de las ratios de pobreza, Vigo está por encima de la media gallega situada, en pandemia, en los 911 euros, pero lejos de los 1.014 euros de A Coruña por arriba y más todavía de los 753 euros mensuales por persona de la comarca de O Salnés. Sin duda, en una lectura global de los datos por áreas, las cinco ciudades gallegas más grandes reportan los mejores datos de ingresos mensuales, muy por encima de las zonas rurales y menos pobladas.

Si se presta atención a los ingresos por hogar, la evolución es similar. Si antes de la pandemia en la comarca los núcleos familiares ingresaban de media 2.475 euros al mes, hoy, esa cifra se ha reducido 92 euros hasta llegar a los 2.383. Aún así, se mantiene más de cien euros por encima de los 2.266 de media gallegos y más de quinientos de la zona de O Carballiño y el sur de Ourense, que reportan las peores cifras del país.

Caída en los salarios

Al margen de la destrucción de empleo y el aumento en el número de prestaciones durante la pandemia de coronavirus, el ingreso mensual medio por perceptor también cayó de forma notable. En la zona de influencia de Vigo, ese desplome se cuantifica en alrededor de 150 euros mensuales. Si antes de la llegada de la COVID-19 la media eran 1.325 euros, hoy, son 1.277. Como en el resto de aspectos señalados en esta información, la media comarcal sigue por encima de la gallega, que se sitúa en 1.197 euros mensuales por perceptor, algo más de cuarenta euros por debajo que antes del coronavirus.

Estos datos del estudio en profundidad del Instituto Galego de Estatística no reflejan todavía ni los efectos de la inflación ni tampoco la pérdida de capacidad adquisitiva de los hogares como consecuencia. Por supuesto, tampoco las subidas salariales de ciertos convenios colectivos.

Compartir el artículo

stats