Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran Vigo

Portugal mantiene el inicio de las obras del AVE entre Vigo y Oporto en 2025

El alcalde de Braga se suma a los anuncios sobre la línea transfronteriza

Puente internacional sobre el río Miño entre Tui y Valença Víctor P. Currás

La apuesta de Portugal por el ferrocarril de Alta Velocidad continúa acelerando. Las autoridades del país vecino han intensificado sus anuncios sobre las características, cifras de inversión y plazos de inicio y final de obra del futuro tren rápido entre Vigo y Oporto.

El último en sumarse ha sido el alcalde de Braga, Ricardo Rio, quien en el inicio de la “Semana da Economía” ha vuelto a señalar el año 2025 como el del inicio de los trabajos entre su ciudad y Valença para que el ansiado proyecto transfronterizo comience a ser una realidad.

Esta fecha ya fue lanzada hace ahora un año por el ministro portugués con el entonces presidente de la Xunta, cuando cifraron el proyecto en 900 millones por los 1.250 actuales.

Antonio Costa y Alberto Núñez Feijóo obligaban” a mover ficha al gobierno español en los 30 kilómetros entre la estación de Urzáiz y Tui.

A día de hoy estos avances al norte del Miño no se han producido más allá de la licitación del estudio para la Salida Sur de Vigo. Esta obra clave podría sumar retrasos en los próximos meses, lo que acrecentaría el malestar en los administradores portugueses.

En una visita al norte del país este lunes, el vicepresidente de Infraestruturas de Portugal situaba el final de estos trabajos en el 2028, permitiendo que el tiempo de viaje entre Lisboa y Valença quedara en dos horas.

Reto técnico y económico

Estos plazos, a pesar de tener una legislación más favorable que la española, supondrían un hito en la ingeniería al desarrollarse a la vez que el trazado entre Oporto y Lisboa.

En otoño de 2019 iniciaban las obras del que es, en estos momentos, el único trazado de nueva construcción para Alta Velocidad en toda su red.

Los 90 kilómetros de la línea entre Évora y Elvas son los primeros del futuro corredor de pasajeros y mercancías entre Lisboa y Madrid.

Su presupuesto de 490 millones de euros y su complejidad son menores que en el norte del país, no estando prevista su puesta en funcionamiento hasta 2023.

Compartir el artículo

stats