Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El área viguesa concentró en 2021 el 15,7% de las pernoctaciones turísticas en Galicia

Un estudio del IGE revela que Vigo y el área metropolitana fueron el segundo destino que registró un mayor volumen de reservas | Un 40,1% de los visitantes eran foráneos

Bañistas en la playa de Samil. JOSE LORES

Vigo y su área de influencia continúan consolidándose como uno de los enclaves turísticos preferidos en Galicia tanto para viajeros residentes en la propia comunidad como foráneos. Así lo revela el último estudio realizado por el Instituto Galego de Estatística (IGE) que, tomando como referencia los resultados de las encuestas mensuales sobre ocupación hotelera, en cámpings, en apartamentos y alojamientos de turismo rural, ha analizado la intensidad de demanda turística de Galicia en 2021 en función del destino del turista.

Los datos compilados por dicha investigación muestran cómo la ciudad olívica y el área metropolitana, así como la comarca de O Baixo Miño, representan el 15,7% de las pernoctaciones inscritas en Galicia a lo largo de 2021, un total de 1.316.459 noches, un valor que afianza a la zona como el segundo destino en la comunidad con mayor volumen de reservas turísticas en alojamientos, tan solo superada por los municipios del entorno de la ría de Arousa, que centran el grueso de este indicador con un 20,1% de pernoctaciones.

Y es que la demanda turística no se distribuye de forma homogénea por todo el territorio gallego, ya que esta se concentra en torno a cuatro grandes focos de atracción: los municipios que bordean la ría de Arousa, la ría de Vigo y O Baixo Miño, seguidos de la comarca de Santiago y de A Coruña y As Mariñas. Cuatro zonas que por sí solas representan el 63,6% de las pernoctaciones en Galicia a lo largo de 2021.

Niveles prepandemia

Si bien debido las restricciones al turismo implementadas a los largo del 2020, tras la irrupción de la pandemia del COVID, afectan a los diferentes indicadores desglosados por el IGE y resulta poco fiable establecer una comparativa real con respecto a los valores de demanda turística registrados en 2019 y con respecto entre 2020 y 2021, el área viguesa prácticamente ha recuperado los niveles de ocupación prepandemia en cuanto a pernoctaciones, puesto que en 2019 se cuantificaron un total de 1.597.844 reservas en los alojamientos turísticos de la zona. La caída de este indicador en 2020 fue estrepitosa, puesto que tan solo se contabilizaron un total de 779.148 pernoctaciones.

Otro de los parámetros ofrecidos por el IGE es el indicador estacional, que en Vigo y su área de influencia se sitúa en un 41,5%. Se trata del volumen de las reservas en alojamientos que fueron efectivas durante los pasados meses de julio y agosto divididas entre las computadas a lo largo de todo el ejercicio y multiplicadas por 100. Es decir, que alrededor de cuatro de cada diez estancias en los concellos del entorno de la ciudad olívica se produjeron durante los dos meses centrales de la época estival.

En el año de la declaración de la crisis sanitaria a raíz del coronavirus, la estacionalización del turismo fue evidente en el área viguesa, puesto que este valor se situó en un 46,8%, mientras que en 2019 tan solo alcanzaba un 33,4%, lo que demuestra que las visitas turísticas en la zona se habían logrado desestacionalizar, en la línea que se venía registrando desde el año 2015, según reflejan los datos compilados por el IGE.

Presión turística

La finalidad de estos indicadores es ayudar a planificar los recursos y las políticas encaminadas a potenciar la actividad turística con criterios de sostenibilidad. En este sentido, otro dato salientable que sitúa a Vigo y su área de influencia en la cabeza de la lista de destinos turísticos en Galicia, es el relacionado entre la población residente y el volumen de noches de los viajeros. 

En concreto, los turistas supusieron el equivalente a 0,69 nuevos habitantes por cada 100 residentes habituales, un índice que incluye la población que visitó la zona a lo largo del pasado año 2021 y se hospedó en alguno de los alojamientos disponibles en el área. Una presión turística tan solo 0,17 puntos inferior al total de la comunidad.

Sin duda alguna, el carácter litoral del municipio vigués y la proximidad de los concellos que integran el área metropolitana es un importante foco de atracción para los turistas. De hecho, si tan solo se toman como referencia aquellas zonas costeras, el área viguesa se vuelve a situar en la segunda posición del ránking, con un 20,6% de reservas en los distintos alojamientos turísticos, una cifra que nuevamente tan solo superaron los municipios del entorno de la ría de Arousa, que aglutinaron un 30,5% del total de pernoctaciones en la comunidad gallega a lo largo de 2021.

Los indicadores de la intensidad de la demanda turística en los concellos costeros analizados por el Instituto Galego de Estatística también revelan que la presión turística sobre la población habitual en Vigo y su área de influencia alcanzó el equivalente a 0,78 nuevos habitantes por cada 100 residentes ordinarios. Por otra parte, cabe destacar que la población de los ayuntamientos costeros en Galicia soporta una presión turística media de 0,98 viajeros por cada 100 residentes.

Procedencia de los viajeros

En la estadística compilada por el IGE también se analizó la procedencia de las personas que se alojaron en los diferentes establecimientos turísticos. Así, el peso del turismo foráneo en el área viguesa queda patente al superar la media gallega, puesto que un 40,1% de las noches registradas en 2021 en los municipios de la zona se correspondieron a turistas que no residían en la comunidad gallega, frente al 38,4% de media.

Con estas cifras, Vigo y su área de influencia se convirtieron en el cuarto destino turístico preferido por los foráneos, superados por Santiago con un 40,9% de turistas extranjeros o españoles, por Costa da Morte con un 45,3% y por los municipios que integran A Mariña lucense, que lideran el ránking con un 47,7% de visitantes procedentes de fuera del ámbito autonómico.

En contraposición, en las zonas del interior gallego como los ayuntamientos que conforman las áreas de Celanova-Limia, Deza-Tabeirós, O Ribeiro, Terras de Ourense y Allariz o Manzaneda- Trevinca, el porcentaje de residentes procedentes de la propia comunidad gallega es muy superior a la de no residentes. Así, en Manzaneda, el 80,8% de los turistas que la visitan residen habitualmente en Galicia.

Compartir el artículo

stats