La Universidad de Vigo prepara un máster pionero que formará a diseñadores de órganos y tejidos

Lidera un título único en España y de carácter multidisciplinar en el que también participan Santiago y A Coruña

Laboratorio del Centro de Investigaciones Biomédicasdel campus vigués.   // CINBIO

Laboratorio del Centro de Investigaciones Biomédicasdel campus vigués. // CINBIO / s. penelas

Sandra Penelas

Sandra Penelas

Vigo coordinará el primer máster en España para formar a diseñadores de órganos y tejidos a partir del curso 2023/24. Será impartido junto con las universidades de Santiago y A Coruña y tendrá un carácter multidisciplinar, implicando a docentes e investigadores de grupos gallegos de referencia que mantienen una estrecha relación con los institutos sanitarios y complejos hospitalarios y que desarrollan su actividad en áreas como la ingeniería de tejidos y la biofabricación de materiales, la inmunología, la farmacología, la veterinaria o la medicina regenerativa.

El nuevo título cubre uno de los perfiles profesionales de futuro identificados por la Xunta y Feuga y sus potenciales estudiantes procederán de carreras como Biología, Farmacia, Ingeniería Biomédica, Medicina, Biotecnología o Veterinaria, entre otras. “A igual que el cuerpo docente, el grupo de alumnos será multidisciplinar, lo que resultará muy enriquecedor”, destaca el catedrático vigués de Física Aplicada y coordinador de la propuesta, Pío González.

El máster en Biofabricación apunta a un campo profesional todavía en desarrollo y se apoya en la actividad puntera que ya desarrollan grupos como el de Nuevos Materiales que dirige el propio González. “Es un conocimiento muy preliminar que todavía está en los centros de investigación y resulta muy interesante que la Xunta apueste por este rol porque nos sitúa muy en la vanguardia. Será el primer título de estas características en España y uno de los pocos en Europa. En estos momentos, solo existe esta formación en Alemania y Países Bajos”, subraya.

Laboratorio del Cintecx, en el campus de Vigo.

Laboratorio del Cintecx, en el campus de Vigo. / DUVI

La UVigo forma parte de la Rede Galega de Biomateriais, además de liderar el proyecto Iberos, que también involucra a grupos del norte de Portugal y se centra en la bioingeniería y el envejecimiento saludable. “Con estos mimbres nos animamos a elaborar una propuesta y enseguida se sumaron Santiago y A Coruña. Ahora estamos esperando las alegaciones, que serán bien recibidas y nos ayudarán a mejorar”, explica González sobre el estado actual del proceso de implantación.

Los investigadores vigueses que impartirán docencia en el máster pertenecen al Cintecx, especializado en ingeniería y tecnología, y al Centro de Investigaciones Biomédicas (Cinbio). Y son expertos tanto en la fabricación de los biomateriales como en utilizarlos para el cultivo de las células que permitirán crear los tejidos.

Por parte de la Universidad de Santiago participarán expertos en bioimpresión y farmacología, así como de la Facultad de Veterinaria del campus de Lugo, ya que además de cultivos in vitro también se desarrollarán en modelos animales. Y en esta parcela en concreto también colaborará el animalario de la UVigo y el grupo de Inmunología y Genómica del Instituto de Investigaciones Marinas-CSIC de Vigo, que, bajo la dirección de Beatriz Novoa, acumula una destacada experiencia con peces cebra.

El cuerpo docente se completará con expertos de la Universidad de A Coruña, el CHUAC y el Inibic. “En todas estas interacciones aprenderemos unos de otros”, señala Pío González.

La Universidad prepara un máster pionero que formará a diseñadores de órganos y tejidos

Pío González. / s. penelas

El tejidoindustrial todavía es muy incipiente y esperamos que nuestros egresados lo creen. A ellos les tocará montar sus propios proyectos o ayudar a abrir estos ámbitos en otras empresas

Pío González

— Coordinador de la propuesta

La idea es que los futuros alumnos roten por las tres universidades para que se “empapen” del trabajo de los diferentes grupos y conozcan sus infraestructuras, desde los laboratorios de ingeniería a los que se dedican a cultivos celulares o son prácticamente quirófanos.

Y el plan de estudios también incluirá prácticas y una materia sobre empresa y emprendimiento impartida por profesionales que han desarrollado proyectos de negocio en este ámbito: “Queremos que transmitan a los futuros egresados todas las dificultades y los duros procesos normativos que implica este sector. Conocer todo esto desde el principio es necesario para tener éxito”.

“El tejido empresarial relacionado con la biofabricación todavía es muy incipiente y esperamos que nuestros egresados lo creen. A ellos les tocará montar sus propios proyectos o ayudar a que empresas que ahora mismo se dedican a la ingeniería biomédica o al sector salud se empiecen a abrir a estos nuevos ámbitos a través de departamentos de I+D o spin-off. O integrarse en empresas específicas creadas para ello”, detalla Pío González.

Apoyos de asociaciones y empresas

El máster cuenta, entre otros apoyos, con los de los clúster gallegos de la salud y ciencias de la vida –Bioga y CSG–, los tres institutos de investigación sanitaria y empresas que actualmente “están en la vanguardia” como la viguesa Beta Implants, que desarrolla implantes animales de última generación, la compostelana Bflow, que fabrica sensores de microfluídica, o la granadina Regemat, que provee a los grupos de investigación de bioimpresoras.

Respecto al estado actual de la biofabricación, González insiste en que el desarrollo de órganos y tejidos que puedan ser trasplantados al ser humano todavía está lejano y exigirá largos procesos regulatorios, además de muy costosos. “El potencial es muy grande y se irán dando pasos, pero es importante que no se generen falsas expectativas. A corto plazo, la primera aproximación será el desarrollo de tejidos y organoides que permitan, por ejemplo, testar medicamentos en el laboratorio o desarrollar modelos para conocer la evolución de un tumor. Esto tiene muchas ventajas porque facilitará avanzar mucho y con bajo coste en terapias y fármacos, además de evitar pruebas en animales. Con seguridad, esta parte avanzará mucho y en muy poco tiempo”, remarca.

Impulso de la biotecnología roja en Galicia

Para el sector de la biotecnología roja, en el que Galicia ya es una región puntera en España, contar con profesionales formados en biofabricación le ayudará a apuntalar esa posición de liderazgo en una línea tan novedosa: “El grueso de las primeras generaciones de egresados irá seguramente a centros de investigación, porque el tejido empresarial tiene que generarse a partir de estos títulos. Queremos que ellos vayan creando este caldo de cultivo en Galicia tanto en instituciones de I+D como en empresas punteras”.

Respecto a la admisión de alumnos, los responsables del máster proponen un número reducido para que facilitar su estancia en los laboratorios, aunque la Xunta tendrá la última palabra.

Suscríbete para seguir leyendo