Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los museos piden paso en el ocio vigués

Alumnos del Colegio Salesianos, ayer en el Museo Liste. | // FARO

¿Por qué visitar un museo no entra de forma natural entre las propuestas a la hora de organizar un plan para el fin de semana o una tarde libre? Esta pregunta retumba también en la cabeza de las direcciones de estos centros de exposición y más ayer, cuando se vuelven protagonistas con la celebración del Día Internacional del Museo. La falta de visibilidad se impone para unos como principal motivo, mientras que una concepción arcaica o primitiva de los museos se vislumbra como la respuesta acertada. Para romper con este estereotipo y animar no solo a un gran número de público, sino a un público variado, a formar parte de estas experiencias artísticas, la red museística de Vigo –compuesta por ocho centros– rompió con el hartazgo del COVID y ofrece a los visitantes un nutrido número de actividades, donde sin duda en lo más alto del podio se sitúan las visitas guiadas.

Participación del público

“Para nosotros es fundamental que el público participe de las obras, de las muestras. La idea de que los museos exponen, exhiben, describen, comparten, restauran... ya no. Eso quedó más alejado, ahora queremos que sean parte del museo y eso lo logramos con las visitas guiadas”, cuenta Victoria Vázquez, directora del Museo Liste-Etnográfico. A lo largo de este mes, tienen ya reservados un total de 25 grupos que acudirán a sus instalaciones. “El objetivo no es que la gente se quede con que esta herramienta fue usada en x siglo por x persona, porque eso ya lo pueden saber por Internet. Realmente el contenido carece de importancia, no así el gusto. El gusto por la cultura, por el patrimonio, las emociones que desprenden una obra... Este es el objetivo”, cuenta Vázquez.

"Los museos ya no son contenedores de obras ni lugares de culto, hay que mostrárselo al público"

Victoria Vázquez - Directora del Museo Liste-Etnográfico

decoration

Sobre el poder de las impresiones que desprende una pieza también incide Miguel Fernández-Cid, director del Museo MARCO. Reconoce la importancia de “sacar” las obras más allá del recinto expositivo, pero sin olvidar que estos canales –recorridos o visitas virtuales, por ejemplo– deben actuar más como recurso que como un fin último. “Eso es un complemento, la experiencia ante la obra en directo es insustituible pero el apoyo que dan otros canales de difusión por supuesto lo valoramos”, explica Fernández-Cid.

visitantes museos Hugo Barreiro

Proyecto MARCON

Dentro de este proceso de actualización del recinto, la dirección del museo opta a los Fondos Europeos con un proyecto para su digitalización. “Con MARCON buscamos impulsar la digitalización de archivos y sistemas para que cualquier cosa que se haga aquí se pueda grabar y retransmitir. Tener también una base de datos que permita trabajar con todo lo que ha pasado a lo largo de la historia del MARCO, pensando incluso como herramienta útil para colecciones del Concello, que nosotros no tenemos una propia, pero que cuando estás hablando de colaboraciones con otros museos está bien tener un escaparate donde mostrarlas”, responde el director del museo.

"¿Visitas virtuales? La experiencia ante la obra es insustituible pero podría ser un recurso más"

Miguel Fernández-Cid - Director del Museo MARCO

decoration

La recuperación de servicios como el de restauración y la apertura de una librería busca revitalizar y acercar el recinto al público.

Público joven

Y hablando de público, es sin duda el más joven el gran talón de Aquiles de los museos. Fernández-Cid recalca la estrecha colaboración con la Facultad de Bellas Artes o los diferentes grupos de Traducción de la Universidad de Vigo, mientras que para Vázquez, la función pedagógica de los museos es “fundamental”. “Es un pie que le falta a la educación reglada, formativa. Con las visitas al museo los niños escapan del corsé de las clases y para muchos profesores es un recurso. Queremos que entiendan que los museos no son entidades muertas, ni contenedores de obras, sino que hay mucho trabajo detrás. A través de la cultura material que enseñamos hay mucha cultura inmaterial como son las creencias, los cambios en la sociedad...”, relata Isabel Pousada, la responsable de Didáctica del Museo Liste.

Implicación social

Precisamente esta implicación social es algo que celebran y de lo que se enorgullecen estos museos. “Adaptamos las actividades a cada grupo de visitantes, a cada colectivo. Un museo no puede ser estático, queremos que encuentren su hueco en el museo”, amplía Pousada. Misma percepción muestra Fernández-Cid. “No es lo mismo una visita guiada para niños, adultos o familias, y lo mismo con los talleres. Implementamos talleres de lenguajes de signos o enfocados a colectivos más marginales donde se adaptan los contenidos, buscar y transmitirle en su lenguaje el arte”, concluye.

Compartir el artículo

stats