Domingo Villar fue reconocido en su momento como Vigués distinguido y con su obra ha colocado a la ciudad y a la ría de Vigo en el imaginario de los miles de lectores y lectoras que se han sumergido en las páginas de sus novelas. No cabe duda alguna de que, además de ser uno de los escritores más queridos por el público general, también era alguien admirado en lo personal y prueba de ello han sido los numerosos mensajes que se han podido leer en las redes sociales ya desde el primer día en el que se conoció que había sido hospitalizado en el Hospital Álvaro Cunqueiro.

En la jornada de hoy ha trascendido que el escritor vigués finalmente no había podido recuperarse del infarto cerebral y la noticia de su fallecimiento ha conmocionado a toda la sociedad gallega, que en apenas unas horas ya ha reivindicado la necesidad de que la ciudad que inspiró sus novelas albergue una calle con el nombre de Domingo Villar, "y si pudiera ser", una calle con vistas al mar. En la conocida plataforma change.org ya se ha lanzado una recogida de firmas para que esto sea una realidad y se invita al Concello de Vigo y a su alcalde, Abel Caballero, a que realice los trámites necesarios para rendir así homenaje a un autor que llevó siempre a Vigo por bandera a través de su literatura.

Asimismo, también animan al alcalde de Nigrán, Juan Antonio González, y a la alcaldesa de Moaña, Leticia Santos, a que también consideren homenajear al autor dotando a alguna calle de sendos municipios con su nombre.