Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Día 1 de la reforma de Beiramar: así se hizo la prueba de humos

Una máquina simuló las condiciones de un incendio para evaluar la respuesta de los sistemas de ventilación del paso inferior más utilizado de Vigo

El túnel de Beiramar inicia su reforma con una prueba de humos

El túnel de Beiramar inicia su reforma con una prueba de humos R.V.

Para ver este vídeo suscríbete a Faro de Vigo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El túnel de Beiramar inicia su reforma con una prueba de humos Borja Melchor

El túnel de Beiramar sonreirá más que nunca después del lifting integral previsto en esta arteria clave del tráfico de la ciudad. Y también sus usuarios. La actuación le pondrá un traje acorde al siglo XXI, con más seguridad y prestaciones modernas para mejorar la experiencia de unos 40.000 conductores al día. El primer paso sobre el terreno ya se dio: se realizaron las pruebas de seguridad necesarias para su ansiada remodelación, que se prolongará seis meses y requerirá una inversión cercana al millón y medio de euros. Se completaron el miércoles y jueves por la noche entre las 22.30 y las 5.30 horas.

Con la ayuda de una máquina de humos calientes, se simularon las condiciones de un incendio para saber cómo responden los sistemas de ventilación actuales del paso subterráneo, el más utilizado de la ciudad. Según el último informe del departamento de Mobilidade e Seguridade del Concello, que divide en dos tramos la infraestructura, registra más de 60.000 recorridos diarios: es la cantidad que resulta de la suma de la primera parte del paso inferior –36.918 trayectos cada día desde la rotonda de la Paellera hasta la del Puerto Pesquero– y 23.098 de la segunda –desde la Paellera hasta la entrada de Teis–. En ambos casos, se tienen en cuenta los dos sentidos de circulación.

Es la cifra que refleja la intensidad media diaria de este paso inferior en el primer trimestre del año, cantidad similar a la de los meses previos. El de Beiramar continúa siendo el túnel con más tránsitos de la urbe. Es una razón de peso que justifica su reforma. Para efectuar las pruebas de seguridad, tanto los ventiladores longitudinales, encargados de expulsar los humos hacia el exterior, como los semitransversales funcionaron a pleno rendimiento bajo la supervisión de los técnicos de la UTE Esycsa Etra I+D, encargada de la reforma.

5

Simulacro en Beiramar: así se hizo la prueba de humos dentro del túnel FdV

Esta renovación para el principal paso inferior de la ciudad contempla la mejora de la iluminación, la renovación del cableado, la ampliación de las luces de emergencia y la instalación de nuevos cuadros eléctricos y detectores de monóxido de carbono y nitrógeno. El Concello también cambiará los armarios SOS a lo largo de 1,5 kilómetros e instalará un sistema de megafonía y paneles informativos para comunicar mensajes en tiempo real a los conductores, así como un software de gestión más adecuado con las últimas tecnologías.

El proyecto para remozar este corredor subterráneo que conecta una punta de la metrópolis con la otra busca poner fin a los problemas que presenta por el paso de los años. En ejercicios previos, el Consistorio realizó trabajos de reparación del pavimento y reasfaltado de los cuatro carriles de circulación, lo que obligó a cortar el tráfico, provocando retenciones considerables en los accesos. La Concejalía de Tráfico también mejoró en los últimos ejercicios la seguridad con la instalación de señales luminosas y medidores de velocidad informativos.

Esta infraestructura ha llegado a alcanzar picos de hasta 45.000 vehículos diarios. Cuando se inauguró, en los años 90, rondaba los 30.000. Dos motivos explican esta situación: cada vez más conductores se están concienciando de la agilidad que ofrece este pasillo de asfalto, que permite circular a 50 kilómetros por hora sin semáforos, por lo que se puede llegar de Bouzas a Areal o Sanjurjo Badía (y a la inversa) sin apenas pisar el freno y muchos optan por esta alternativa para huir de los atascos que se forman en el centro. Eso sí: la velocidad está supervisada por radares.

Cifras de tráfico

El túnel de Beiramar destaca sobre el resto. Le siguen el de la Praza de América –15.948 sumando las ruta de Castelao a López Mora, de López Mora a Castelao y de Castelao a Gran Vía–, el de Gregorio Espino –13.882 entre los trayectos a la estación de autobuses y Travesía de Vigo– y el de la Praza de España –13.128 a Pizarro y a Gran Vía-Urzáiz–. Cierran la lista el paso inferior de Martínez Garrido –12.332 de intensidad media diaria de vehículos hacia la estación de autobuses y Jenaro de la Fuente– y el de Travesía –4.032–. En la gran mayoría de casos, las cifras son ligeramente inferiores con respecto al último trimestre del ejercicio anterior.

El informe del Concello también señala la intensidad media diaria de vehículos en las entradas de la ciudad. La que cobra más protagonismo es Arquitecto Antonio Palacios hacia Castrelos, como suele ser habitual, con una IMD de 18.713 vehículos. Arquitecto Palacios también se lleva la palma en las salidas: 14.104. El tramo de Gran Vía de Hispanidad hacia la Praza de España volvió a ser el más usado por los conductores: registró una IMD de 20.160 vehículos. En segunda posición, Castrelos –de A. Palacios a Balaídos: 19.642–.

Compartir el artículo

stats