El viernes fue una jornada de detenciones en Vigo. Por una parte, durante la madrugada del viernes, agentes de la Policía Local de Vigo acudieron a la calle Brasil tras la alerta de un vecino que atisbó un comportamiento sospechoso de dos individuos. Según el vecino, ambos se encontraban en el acceso a una casa con finca y parecían estar manipulando la puerta para poder entrar. Además, cada vez que pasaba algún coche, se escondían para no llamar la atención. Ambos accedieron al interior de la casa saltando. Finalmente, los dos fueron detenidos en la calle Couto de San Honorato.

Por otro lado, la Policía Nacional detuvo a tres hombres jóvenes por un robo con violencia en un establecimiento comercial en el barrio de Navia. El propietario del local sorprendió a los tres asaltantes por casualidad cuando intentaban llevarse efectos que se encontraban en un palé cerrado con cadenas. El propietario les reprochó su actitud y ellos respondieron violentamente antes de abandonar el lugar de los hechos. Gracias al despliegue policial y a la colaboración ciudadana, la Policía Nacional pudo detener a los tres jóvenes.