Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ataque a un churrero en Vigo: “Quemaron mi modo de vida, el negocio con el que doy de comer a mi hijo”

Incendian con gasolina un puesto de churros instalado para unas fiestas | “Unos chavales vieron a un hombre con una garrafa”, relata el dueño

Las llamas devoraron el puesto de churros instalado en Vigo. | R.G.

“Quemaron mi modo de vida, con lo que le doy de comer a mi hijo”. Francisco Javier Galiano Vaquero, miembro de una conocida saga de churreros de Pontevedra, se mostraba ayer indignado y destrozado por el incendio intencionado que quemó su puesto de churros ambulante en Vigo. Lo había instalado el día anterior, ya que este viernes en ese punto, en la zona de Barreiro, a la altura del número 340 de Ramón Nieto, comenzarán unas fiestas que se prolongarán hasta el 17 de mayo con motivo de las Letras Galegas. Allí, de hecho, ya había montadas más atracciones.

La Policía Nacional ha iniciado una investigación para tratar de dar con el autor o autores del incendio, que se sospecha provocado con gasolina. Agentes del grupo de la Científica se trasladaron al lugar para recabar evidencias “in situ” y se investiga si en algunos de los establecimientos próximos hay cámaras que permitan arrojar luz. Muy cerca existe una sucursal bancaria.

Investigan el incendio de una churrería en Barreiro

Investigan el incendio de una churrería en Barreiro Marta Fontán

La alerta se recibía en torno a la una de la pasada madrugada. Bomberos y Policía Local se desplazaron a ese punto situado a la altura del campo de Barreiro. Cuando llegaron se encontraron con un remolque en llamas. Se trataba del puesto de churros ambulante. Tras más de una hora de operativo, las llamas quedaron sofocadas pero lamentablemente el vehículo quedó calcinado por completo.

Francisco Javier espera que los agentes localicen al autor o autores de este incendio. “Dejé el puesto instalado el miércoles, pero todavía no lo había conectado a la corriente, así que no pudo ser un cortocircuito, la manguera de la luz aún la tengo en mi coche; fue provocado”, se lamenta. Él y su hermano se trasladaron a Vigo la misma madrugada en que se originó el fuego. “Nos avisaron de que habían quemado la churrería “, cuenta. Unos chavales que estaban por la zona esa noche relataron que vieron a un “señor corpulento” con una garrafa provocando el incendio. “Mi puesto quedó reducido casi a cenizas, todo, con la maquinaria incluida; no vale para nada”, denuncia.

Compartir el artículo

stats