Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avalancha ciudadana por las calles viguesas para clamar por una Atención Primaria “digna”

Unos 20.000 manifestantes toman la ciudad para solicitar más recursos para la sanidad pública y reducir las “insoportables” listas de espera | Buses llenos de personas llegaron procedentes de toda la provincia

17

La multitudinaria protesta recorrió las principales arterias de Vigo JOSÉ LORES

En el último lustro Vigo se ha convertido en uno de los grandes símbolos de la lucha para reclamar mejoras en la sanidad pública. La dimisión de más de una veintena de jefes de centros de salud del área sanitaria de Vigo a finales de 2018 derivó en varias manifestaciones masivas y sacó a la palestra un problema que, al menos para buena parte de la sociedad, estaba hasta entonces escondido: la precariedad y la falta de recursos a la que tienen que hacer frente los profesionales de Atención Primaria y que acaba afectando obviamente a los pacientes. Ese momento provocó una sensibilización social creciente y que agudizó todavía más la pandemia. Ayer Vigo se volvió a convertir en esa ciudad que pelea por defender los servicios públicos en la primera gran manifestación sanitaria que se realiza desde la situación de emergencia sanitaria provocada por el COVID (el año pasado se realizó una pero a menor escala). La protesta la organizó SOS Sanidade Pública, en una movilización que salió del PAC de Pizarro, en el antiguo hospital Xeral, y que transcurrió por las principales calles de la ciudad. Y la convocatoria fue un auténtico éxito. Unas 20.000 personas participaron en la marcha y la catarata de gente era tal que cuando llegaban los primeros al final del recorrido, en la alameda, había personas todavía saliendo desde Pizarro. Plataformas de comarcas como el Baixo Miño o Morrazo (desde Moaña, por ejemplo, salieron cuatro autocares completamente llenos) pero también del conjunto de la provincia de Pontevedra fletaron autobuses gratuitos para que los vecinos pudiesen acudir a Vigo a esta manifestación, que tuvo como gran lema conseguir una Atención Primaria digna, un nivel asistencial que sufre un mal endémico que año tras año se cronifica.

En primer lugar por la fuga de profesionales a otras comunidades autónomas o a la sanidad privada en busca de mejores condiciones, lo que lleva a que el Sergas no cubra muchas de las ausencias por vacaciones o bajas laborales, sobrecargando al personal médico, de enfermería o administrativo que trabajan en los PAC y en los centros de salud. Una situación que ha sobrecargado en los últimos años hasta el extremo los centros de Atención Primaria, y para aliviar esa presión el Sergas incluso ha tenido que recurrir a la contratación de médicos jubilados.

Ciudadanos, sanitarios y autoridades inundaron ayer las principales calles de Vigo durante la manifestación por la sanidad pública J. Lores

En la avalancha social que tomó ayer las calles de Vigo estaban presentes precisamente una gran cantidad de trabajadores de centros de salud y PAC. Pero también profesionales del hospital Álvaro Cunqueiro o del Meixoeiro, e incluso de algunos centros sanitarios privados de la ciudad. Porque entre las mejoras reclamadas en este acto de protesta también se encuentra la atención hospitalaria, reclamando dotar a las diferentes especialidades de una plantilla suficiente y con capacidad para dar cobertura al cien por cien de la población del área sanitaria de Vigo y reducir así las “insoportables” listas de espera actuales.

Otra de las demandas pasa por la adopción de las medidas estructurales precisas para una contratación “digna” que permita ofrecer una atención sanitaria de calidad y acabar con “la precariedad laboral” aplicando un Plan de Mellora da Atención Primaria que redimensione los equipos multidisciplinares para dar cobertura a las necesidades de la población.

Valentín Formoso, Abel Caballero y David Regades durante la manifestación J. Lores

Hay que recordar que la manifestación recibió numerosos apoyos, entre ellos el de la junta de personal del área sanitaria de Vigo, el propio alcalde Abel Caballero y homólogos suyos de otros municipios del entorno, que estuvieron presentes en la movilización. Caballero volvió a reclamar los cinco nuevos centros de Atención Primaria que considera que la Xunta le debe a Vigo y celebró el éxito de la manifestación. “Es un grito de toda la ciudad para que el gobierno de Galicia atienda la sanidad pública”, defendió. Valentín Formoso, líder de los socialistas gallegos, y David Regades, delegado del Estado de Zona Franca de Vigo, también estuvieron en la movilización.

Rueda ya sustituyó a Feijóo como destinatario de las reclamaciones sociales

Pero además de profesionales y autoridades, fueron miles los ciudadanos que estuvieron presentes en esta multitudinaria protesta y que mostraron su apoyo a las reclamaciones de los trabajadores sanitarios porque además son conscientes que si se atienden estas demandas de los profesionales, ello derivará en una mejora en la atención sanitaria. Y es que ese es finalmente el objetivo de una manifestación como esta: instar a la Consellería de Sanidade a implantar de forma inmediata medidas para mejorar la atención sanitaria. Y en esta ocasión los mensajes ya no fueron para Feijóo, sino para el nuevo presidente de la Xunta, Alfonso Rueda.

“Las cosas no es que se estén haciendo mal, se están haciendo peor”

Ana Posada - Exceladora del Cunqueiro

decoration

También había un elevado volumen de profesionales retirados que acudieron para apoyar a sus compañeros. Es el caso de Ana Posada, celadora jubilada del Cunqueiro. “Las cosas no es que se están haciendo mal, se están haciendo peor. No hay personal suficiente y las infraestructuras son muy mejorables”, asegura esta ya exceladora, que trabajó tanto en Urgencias como en el hospital de día de oncología.

“En cada cita para el centro de salud me atiende un médico diferente”

Ángeles Vicente - Vecina de A Guarda

decoration

Las reclamaciones de los vecinos tenían que ver sobre todo con los problemas que están teniendo en los centros de salud de sus respectivos municipios. Ángeles Vicente, de A Guarda, lamentaba las “eternas esperas” para que le den cita para que la vea un médico de cabecera. Pero no solo eso. “Cada vez que voy al centro de salud me atiende un doctor diferente, nunca conozco al profesional que me va a atender”, lamenta esta persona. Esta circunstancia precisamente se da por el hecho de que al no cubrirse las ausencias de los profesionales, las citas de los médicos que no están las van asumiendo los facultativos disponibles en función de los huecos que les van quedando, por lo que un día a un paciente le puede atender un doctor y a la semana siguiente otro.

“Es evidente que hay que aportar más dinero a la sanidad pública”

Ángel Soto - Vecino de Vigo

decoration

“Es evidente que hay que hacer un esfuerzo. Hay que aportar más dinero a la sanidad pública”, defendía antes de la salida de la manifestación Ángel Soto, vecino vigués.

Las Urgencias del HAC también se movilizan

Hace una semana, profesionales del servicio de Urgencias del Hospital Álvaro Cunqueiro denunciaban “una realidad inasumible” con una atención media de 425 pacientes diarios, debido a las dificultades de acceso a los centros de salud. Ayer por la mañana se concentraron frente a la puerta de Urgencias para visibilizar sus principales reclamaciones. 

Compartir el artículo

stats