Bomberos y Policía Local de Vigo se desplazaron esta madrugada al número 340 de Ramón Nieto, a la altura del campo de Barreiro, para atender una alerta de incendio. Cuando llegaron al lugar a las 01.00 horas, se encontraron con un remolque en llamas. Se trataba de un puesto de churros ambulante. Tras más de una hora de operativo, las llamas quedaron sofocadas pero lamentablemente el vehículo quedó calcinado por completo.

La Policía Local de Vigo informa que ha puesto en conocimiento de la Policía Nacional el suceso ante la sospecha de que el incendio pudo ser intencionado. El dueño del puesto, Francisco Javier 'Kuki' Galiano, es conocido, junto a su familia, por tener varios puestos de esta misma naturaleza. Se había instalado ayer en la zona, junto a otras atracciones, con motivo de una fiesta que se celebra este fin de semana por la Letras Galegas. “Quemaron mi modo de vida, lo que me da de comer a mi y a mi hijo”, afirma el propietario.

La investigación de los hechos permanece abierta aunque las primeras informaciones de la Policía Nacional apuntan al uso de gasolina.

Afortunadamente, solo se produjeron daños materiales en el remolque. Ningún vehículo cercano resultó afectado ni tampoco se registraron heridos en el incidente, ya que en el momento del incendio no había nadie allí.