Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mitad de los alumnos con necesidades especiales sufre trastornos de aprendizaje

La mitad de los alumnos con necesidades especiales sufre trastornos de aprendizaje A. Villar

El absentismo, abandono escolar, la desmotivación en el aula, frustración, ansiedad… Todos estos resultados tienen un origen de base: el aprendizaje. Concretamente la forma en la que los menores inician su contacto con la lectura, la escritura, el habla, etc. Una incorrecta absorción de estas nociones puede condicionar su futuro académico y también social, de ahí la importancia de destinar los recursos necesarios para que todo el alumnado que presente algún tipo de necesidades especiales pueda desarrollar estas carencias.

Y es que, a tenor de los datos del Ministerio de Educación, en los centros de Vigo y el resto de puntos de la provincia, los casos de alumnos con trastornos en el aprendizaje, desde dislexia, disgrafía o disfonía, se ha casi duplicado en tan solo tres años, pasando de 3.963 casos a los 6.999 del curso 20/21. Se trata del trastorno que ha experimentado un mayor crecimiento en este tiempo, así como de casos de retraso madurativo o de altas capacidades. “Se están viendo muchos más casos y el COVID tampoco favoreció. Los profesionales apreciamos una enorme ralentización del aprendizaje y desarrollo; no han podido aprender lo que se esperaba y eso deriva también en un retraso madurativo y esto, a la afectación del rendimiento escolar es grave”, precisa Paula Suárez, psicopedagoga.

“Estos niños podrán estar integrados en el aula pero no incluidos”

Paula Suárez - Psicopedagoga

decoration

La gran mayoría de este alumnado con necesidades especiales y también aquellas derivadas de una discapacidad está integrado en centros ordinarios: del total de 7.245 casos diagnosticados, solo 489 están matriculados en colegios de Educación Especial, según estos datos del ministerio, es decir, el 93%. Esta situación obliga, todavía más si cabe, a reforzar los recursos para la correcta, y completa, integración de este alumnado en las aulas y con el resto de compañeros. “Muchas veces esta inclusión se queda en la mera teoría. Podrán estar integrados, pero no incluidos. Por ello hay toda una demanda por parte de los padres y colectivos para ampliar el personal específico que apoye a estos niños. Los recursos, en este caso, no son equitativos”, sostiene la profesional viguesa.

Estas dificultades en el aprendizaje que presentan casi 7.000 niños de Vigo y otros puntos de la provincia acaba siendo enmascarado en calificativos como “vago o mal estudiante”, cuando “realmente hay un problema de fondo en las malas notas”. “La presión escolar siempre es alta y no todos los alumnos aprenden al mismo ritmo ni al mismo nivel. La consecuencia de no atender a estos síntomas son problemas de ansiedad o incluso conductas somáticas como dolor de cabeza, negatividad a la hora de ir al colegio…”, argumenta Suárez.

“Los profesores deberían tener una formación para estas detecciones”

Paula Suárez - Psicopedagoga

decoration

Por todo ello, la especialista demanda una mayor formación para el profesorado y que esta labor “no recaiga únicamente en las familias”. “Siempre se pone la etiqueta de mal estudiante o vado cuando en realidad lo que tiene el alumno es un trastorno de aprendizaje. A veces llega a detectarse en 5º, 6º de Primaria o incluso 1º de la ESO pero ya es tarde. Al primer síntoma, a ese niño debería de trabajarse con él, sino puede ser el inicio del fracaso y abandono escolar. Y sobre todo, hay que dejar claro esto no tiene nada que ver con el nivel de inteligencia. Se trata de una dificultad asociada a la lectoescritura, no entran factores biológicos”, sentencia la pedagoga.

Los alumnos con necesidad de apoyos específicos no son los únicos con una atención educativa diferente. Existen otros colectivos con necesidades educativas especiales que van desde trastornos graves de conducta o personalidad, más de 4.000 casos, hasta niños con discapacidades auditiva, motora, intelectual (pasó de 640 a 969 casos en tres cursos), visual o con plurideficiencias. 

Claves

  • Trastornos del aprendizaje: 6.999

    Cais 7.000 menores de Vigo y otros puntos de la provincia fueron detectados con algún déficit de aprendizaje, la mitad de los NEAE.

  • Mayor formación para el profesorado

    Expertos apuntan que para descongestionar a los orientadores, los docentes deberían recibir información para detectar estos casos.

  • Otras necesidades educativas

    Son más de 14.000 los alumnos con algún tipo de necesidad educativa especial o discapacidad como motora, intelectual, visual o auditiva.

Compartir el artículo

stats