La Guardia Civil de Tráfico de O Porriño (Pontevedra) interceptó y denunció, durante un control de transportes, al conductor de un camión que portaba madera de pino "con una carga totalmente escorada y con riesgo de caída a la vía".

Según informa el Instituto Armado, ocurrió en el kilómetro 278,500 de la autovía A-52, en sentido O Porriño, el pasado miércoles. El conductor era de nacionalidad portuguesa. Los agentes observaron también un posible exceso de peso en el camión, por lo que procedieron a realizar un pesaje. Arrojó un total de 58.150 kilos a pesar de estar autorizado para una carga máxima de 40.000 kilos.

En concreto, supone un exceso del 45 por ciento en la carga que tiene autorizada el vehículo, por lo que se procede a la inmovilización hasta que el exceso de la misma pueda ser transbordada a otro camión y se estibe correctamente.

Al ser de nacionalidad extranjera el conductor, también se exige el abono de la sanción correspondiente, que es de 4.001 euros por el exceso de carga y otros 200 por tenerla mal estibada.