Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sospecha del sicario, sobre la mesa otra vez tras la reactivación del crimen de Rosalía de Castro

Hilos de los que tirar y nuevos testigos dan aliento al caso en su 18 aniversario: la Policía ahonda en las hipótesis valoradas desde el principio

El garaje donde se halló muerto a Salgado, en la imagen. // FDV

Hoy se cumplen 18 años desde que Manuel Salgado, un extrabajador de banca de 56 años de edad, era asesinado el 2 de abril de 2004 en un garaje de la calle viguesa de Rosalía de Castro tras recibir un certero disparo en la cabeza. Pero este aniversario es distinto, porque hace cuatro meses el Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo reabrió la causa –que llevaba archivada desde 2006– para intentar dar respuesta a los interrogantes que la rodean. ¿Quién lo mató? ¿Por qué? Precisamente, esta semana se trasladó a Vigo el grupo especial de la Policía Nacional de Madrid que indaga en el crimen. Y, según fuentes cercanas al caso, los agentes están trabajando sobre las hipótesis que siempre constaron en el extenso sumario de la causa. La principal sospecha es que se habría tratado de un asesinato por encargo perpetrado por un sicario. Se han encontrado “hilos” de los que tirar, afirman, y junto a personas que ya declararon en su día han surgido nuevos testigos. El procedimiento se reactivó tras la lucha emprendida por la hermana y los sobrinos de la víctima.

La sospecha del sicario, sobre la mesa de nuevo tras reactivarse el crimen de Rosalía de Castro

La sospecha del sicario, sobre la mesa de nuevo tras reactivarse el crimen de Rosalía de Castro m. fontán

Tras el crimen y dados los testimonios que apuntaban en una única dirección fueron detenidos la exesposa de Manuel Salgado y el que entonces era su pareja. Pero pese a los “indicios altamente sospechosos”, la falta de pruebas objetivas derivó en el archivo del caso en 2006. Tenían coartada.

Unas pesquisas en fases

La nueva investigación de los investigadores de Madrid –que ayer se reunieron con el juez instructor para comunicarles sus avances– ha seguido varias fases. La primera, un “exhaustivo análisis” del sumario, que descartó un robo casual y apuntó a un crimen premeditado. Un estudio, en definitiva, realizado por un nuevo equipo y con la metodología actual, más avanzada que la de 2004. Tras ello ha venido una primera fase operativa en la que los agentes han estado tomando testimonio a personas del entorno de la víctima que ya declararon en su día. Esta semana los policías de Madrid realizaron esta labor. Y arrancará una segunda fase en la que entrarán en juego testigos nuevos, confirman las fuentes. También se practicarán periciales.

La clave es “fundamentar” la hipótesis principal y todas las que la rodean. ¿Cuántas personas habría implicadas? Tratar de encontrar algo que se haya pasado por alto. Hay “hilos” de los que tirar, avanzan, reconociendo, en todo caso, que la investigación es compleja dado el paso del tiempo. Siempre se sospechó que a Manuel Salgado lo mató un sicario por encargo. Y eso es algo en lo que se intenta ahondar. No parece haber pruebas que, por el momento, apunten a una vía novedosa que no se haya explorado hasta ahora. El tiempo dirá si este crimen podrá recibir respuestas. El juez ha dado a la Policía Nacional hasta junio para concluir sus pesquisas.

Compartir el artículo

stats