Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Tienes una vivienda antigua en Vigo? Se destinarán 4 millones a su rehabilitación

El Ministerio desembolsa el 43% del presupuesto total y los particulares, cerca del 33% - Concello y Xunta completan la aportación, a la que se puede optar hasta el 2 de mayo

Vista aérea del Casco Vello, donde se encuentra una de las ARI Marta G. Brea

Casi 3,8 millones de euros para reformar más de 300 viviendas repartidas por toda la urbe. Son las cifras que resumen la aplicación en la ciudad del Plan de Vivienda para Áreas de Regeneración y Renovación Urbana y Rural, cuyos convenios se firmaron el pasado 1 de diciembre. Las ayudas previstas se dedican a sufragar el lavado de cara a propiedades de los años 50, 60 y 70 que se ubican en alguna de las ocho áreas de rehabilitación integral (ARI) del municipio olívico: Casco Vello, Bouzas, Santa Clara, las calles Bueu y Moaña –en Coia–, Beiramar, Espiñeiro-Teis, San Pablo y San Roque.

La subvención para Vigo, según la convocatoria correspondiente a 2021, asciende a 2.076.650 euros. El Casco Vello se lleva la mayor parte de esta cuantía –673.568 euros–. Le siguen las calles Bueu y Moaña –434.240 euros–, el casco histórico de Bouzas –244.616 euros–, San Roque –169.706–, Beiramar –145.440 euros–, Espiñeiro-Teis –145.440– y San Pablo –145.440–. Cierra la tabla Santa Clara, con 118.200 euros. “Aspiramos a que Europa incremente mucho los recursos para rehabilitación”, apunta el alcalde, Abel Caballero.

El plan incluye 308 viviendas, que se benefician de un lifting para adaptarse a la modernidad. La mayoría de ellas están emplazadas en las calles Bueu y Moaña: un total de 80. En el Casco Vello, se encuentran 56; en San Roque, 35. Espiñeiro-Teis suma 30, misma cifra que San Pablo y Beiramar. Santa Clara cuenta con 25, y Bouzas, con 22.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana es la entidad que encabeza la aportación, que asciende a 3.795.864 euros: el departamento de Raquel Sánchez desembolsa 1.650.230 euros, un 43,48% del total. En la segunda posición, están los particulares, que sacan de sus bolsillos 1.246.180 € euros, el 32,83%. El Concello olívico ocupa el tercer peldaño: pone 473.034 euros, el 12,46%. La Xunta de Galicia participa con 426.420 euros, el 11,23%.

Si se tiene en cuenta las aportaciones de las instituciones públicas y los particulares, el Casco Vello es la zona que se lleva más parte de la tarta –1.351.634 euros–, más del doble de la segunda ARI en esta clasificación, las calles Bueu y Moaña, que acaparan 661.634 euros. Cerca, está el casco histórico de Bouzas –529.483 euros–. Ya más lejos, San Roque –289.483 euros–, Beiramar, San Pablo y Espiñeiro-Teis –259.483 euros estas tres áreas– y Santa Clara –185.181 euros–.

La subvención máxima que puede percibir cada propietario asciende a 24.000 euros por vivienda, sin que pueda superar el 50% del presupuesto de la actuación. En las viviendas en las que los ingresos de la unidad de convivencia residente sean inferiores a tres veces el IPREM, el porcentaje máximo de la ayuda sobre la inversión podrá llegar al 85%. Para obras de mejora de la accesibilidad en viviendas con residentes con discapacidad o mayores de 65 años, será posible alcanzar una subvención del 85% del coste de la actuación. En casos de nueva vivienda generada en sustitución de otra previamente demolida, la ayuda máxima no podrá exceder del 50% del coste subvencionable de la actuación, hasta un máximo de 34.000 euros.

Los concellos también recibirán subvenciones para ejecutar actuaciones de urbanización de espacios públicos dentro de las ARI y para sufragar los costes de la oficina municipal de rehabilitación. Precisamente, el alcalde, Abel Caballero, avanzó a principios del pasado mes de diciembre, coincidiendo con la firma de los convenios por parte de la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, que el gobierno municipal acometerá actuaciones de urbanización en los espacios públicos incluidos en estas áreas de rehabilitación integral indicadas.

Una vez firmados los convenios, es el Ayuntamiento vigués el que convoca y tramita las ayudas, a las que pueden optar tanto propietarios individuales como comunidades de viviendas y edificios. Está abierto el plazo de solicitud hasta el 2 de mayo. Toda la información está disponible en la página web y el portal de transparencia del Concello de Vigo –en hoxe.vigo.org–. También se atienden dudas en la Oficina municipal de rehabilitación de la vivienda, que presta servicio con cita previa en la primera planta del número 7 de la Praza da Princesa y en su teléfono: 986 442 560. El mapa de delimitaciones de las áreas de rehabilitación integral de Vigo también se puede consultar en la página web del Concello.

Más de 1.400 actuaciones

Las subvenciones recogidas en el Plan de Vivienda para Áreas de Regeneración y Renovación Urbana y Rural están destinadas a cubrir parte de los gastos de la ejecución de las obras o trabajos de mantenimiento e intervención en edificios y viviendas, instalaciones fijas, equipamiento propio y elementos comunes con el objetivo de adecuarlos a la normativa vigente.

Las cuatro ARI declaradas inicialmente –Casco Vello, Bouzas, Santa Clara y calles Bueu y Moaña– se han beneficiado de una inversión de más de 8 millones para la recuperación de más de 1.400 viviendas. Las otras cuatro se incluyeron recientemente.

Se pueden acoger a las ayudas los propietarios únicos de edificios, los de viviendas, las comunidades de propietarios de edificios de viviendas en régimen de propiedad horizontal, las agrupaciones de comunidades de propietarios, los consorcios y entes asociativos de gestión, las personas físicas o jurídicas que posean un derecho real sobre el inmueble que les permita acometer las actuaciones de rehabilitación o los inquilinos autorizados por el propietario.

Compartir el artículo

stats