Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigueses Distinguidos y Medalla de Oro de la ciudad

El orgullo por (no solo) ser un vigués más

Once galardones de Vigueses Distinguidos honran a la enseñanza, ciencia, cultura y asociacionismo | Pardo de Vera no pudo recoger la Medalla de Oro y anuncia que padece cáncer

Los hijos de Pepe Xeito, Carlos Alonso y Vicente Rodríguez reciben los galardones póstumos Ricardo Grobas

Más de medio siglo de actividad o carreras que han colocado el nombre de la ciudad en lo más alto de sus respectivos campos. La veintena de nombres propios que recogieron sus nuevas distinciones como Vigueses Distinguidos comparten el orgullo de portar los valores del municipio y el agradecimiento por este reconocimiento que llegó de forma conjunta, póstuma y a título individual. En total, once galardones aprobados por unanimidad en el pleno municipal.

Por cantidad e impacto en vecinos del municipio, los nueve centros de educación reconocidos toman un cariz especial. Los Don Bosco Salesianas, Ría de Vigo, San Salvador de Teis y Eduardo Pondal en la enseñanza se unen al Colexio Vivas, Marcote Aceimar, Colexio Fogar Afundación e Politécnico Marítimo-Pesqueiro do Atlántico en la formación profesional; recordando todos a profesores, alumnos y personal que “estuvo y estará”.

También la Escuela Oficial de Idiomas, con 25 años de vida, pero que heredó las antiguas instalaciones del Concello en Martínez Garrido. La Unión Santa Mariña de Cabral quiso, en su 75º aniversario, hacer extensivo el reconocimiento a todo el deporte local.

De la importancia de las parroquias y el trabajo de unos padres que deseaban para sus hijos la formación que ellos no tuvieron habló el presidente del Consejo Económico y Social. Antón Costas, natural de Matamá, defiende que los jóvenes también puedan tener esa oportunidad hoy.

También Domingo Villar reconoció su agradecimiento a Vigo por darle “un escenario para ambientar y las posibilidades de realizar un viaje emocional al escribir” sobre el inspector Leo Caldas. El arquitecto Alfonso Penela mostraba su satisfacción por crear “un lugar de encuentro para todo el mundo”.

Uno de los momentos más emotivos se vivió con el recuerdo a título póstumo de Pepe Xeito, Carlos Alonso y Vicente Abeijón, grandes impulsores del Casco Vello, Comesaña o las corales de la ciudad; recordando sus hijos su legado en medio de una ovación.

La astrofísica Begoña Vila, de la que Caballero destacó su participación en el telescopio James Webb, recordó que aunque por motivos laborales con la NASA no pudiera estar ayer, espera recogerlo este verano cuando regrese como cada año.

También desde el otro lado del Atlántico, la Asociación Mutualista de Residentes de Vigo en Buenos Aires –la única entidad internacional con el topónimo en su nombre– prometió “difundir este premio por toda Argentina y la emigración”.

Una Medalla de Oro especial

La ausencia más destacada fue la de la galardonada con la Medalla de Oro de la ciudad, más aún después de salir adelante el nombramiento únicamente con los votos favorables del PSOE.

Isabel Pardo de Vera se disculpó en un extenso y emotivo vídeo, anunciando además que padece cáncer y que por orden expresa de los médicos no pudo viajar a una ciudad en la que dice “no sentirse forastera”.

La secretaria de Estado de Transportes citaba a Valle-Inclán, Newton o Julio Verne para expresar su gratitud por un premio del que reconocía dudar si merece, ya que “únicamente trabajo en lo que creo”, asegurando que en este caso son causas legítimas para los vigueses y todo el mundo.

Isabel Pardo de Vera, durante su intervención en vídeo en la gala de los Vigueses Distinguidos Ricardo Grobas

Si bien reivindicaba el premio para todos los trabajadores que han hechos posibles estos proyectos, asegura que desde el ministerio seguirán trabajando como si no lo hubieran recibido. Por último, destacaba que ni para Vigo ni para ella “no hacer nada no es una opción” y reivindicaba en tiempos de guerra, los adjetivos de “fiel, leal, valerosa y siempre benéfica”.

Caballero defendió que la ingeniera lucense “entendió nuestra causa justa y nuestros deseos”, impulsando desde la presidencia de Adif y su cargo actual obras clave como la estación de Vialia –inaugurada por ella en septiembre– o el AVE por Cerdedo, adelantando los resultados del estudio hidrogeológico.

También quiso recordar a José Blanco, “otro gran amigo de Vigo”, por completar el túnel a Urzáiz que ahora permite hablar de la Salida Sur que convierta a Vigo en el centro del Eje Atlantico ferroviario a Lisboa.

Ceferino de Blas, durante la Gala de Vigueses Distinguidos de 2022 Ricardo Grobas

El cronista de la ciudad, Ceferino de Blas, destacaba que es la segunda vez en la historia que se entrega a una mujer a título individual –siendo la primera la triatleta olímpica y médica Susana Rodríguez Gacio en 2021– y revindicaba la tradición que la unía con otro ingeniero no nacido en la ciudad y aún así, gran benefactor de la misma: José Elduayen.

Compartir el artículo

stats