Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran Vigo

Diez mil toneladas del “viejo” Marcador reforzarán la nueva grada, que estará lista a comienzos de 2023

El traslado de los cuadros eléctricos a Río Bajo permite culminar el derribo del sector que quedaba | Caballero destaca la reutilización de los residuos para los pilotes de 22 metros

23

Comienza la última fase de demolición de la grada de Marcador Marta G. Brea

Un año después del comienzo de las obras, la grada de Marcador por fin tiene vía libre para crecer con su nuevo aspecto. Este jueves comenzaban los trabajos de demolición del sector que quedaba en pie en la zona más próxima a la grada de Río y que hasta esta semana albergó las instalaciones eléctricas de todo el estadio.

El alcalde de la ciudad y la presidenta de la Diputación visitaban las nuevas instalaciones ubicadas en el antiguo parque de bomberos. Además de los cuadros eléctricos existe un generador diésel de 2,5 metros de alto y 4 de largo capaz de mantener el suministro en caso de emergencia.

Comienza la última fase de demolición de la grada de Marcador Marta G. Brea

Abel Caballero destacó que por el momento ya se han retirado 10.000 toneladas de residuos de la parte demolida.

Sin embargo, esta enorme cantidad de escombros también formará parte de la futura grada en lugar de acabar en un vertedero; ejerciendo como base de la nueva estructura. Los pilotes de entre 15 y 22 metros que ya son visibles emplean estos restos como refuerzo, además de un encepado de hormigón, una capa de piedra reutilizada, hormigón de limpieza, aislamiento, forjado y losa.

Los últimos gritos de Marcador

Los últimos gritos de Marcador Marta G. Brea

Este fin de semana la piqueta tirará abajo los últimos restos del sector en pie, mientras que las labores de desescombro finalizarán a lo largo de la próxima semana antes del partido ante el Betis.

El proyecto sufrió esta semana una modificación debido a la aparición de elementos en el subsuelo de los que “no se tenía constancia” y que obligan al desvío de canalizaciones, aunque no altera su presupuesto.

En las próximas semanas la nueva grada –que quedará conectada directamente con las tribunas– crecerá a un ritmo notable. Sin embargo, desde la obra comienzan a mostrar su precaución por los posibles problemas de suministro ante la escalada de precios de materiales y combustible.

El objetivo es que el nuevo Marcador, un metro más alto que el anterior, esté finalizado a comienzos de 2023 por lo que el club podría disponer de ella para celebrar su centenario si así lo desea.

La “Excalibur” celeste, por fin rescatada

Pocos asientos han despertado tanta curiosidad como el 195 de la fila 1 de la vieja grada de Marcador. Esta “Excalibur” resistió el desmantelamiento de sus vecinas durante meses, quedando sola en su sector. Manolo Goldar y Eladio Pérez fueron los encargados de extraerlo antes de que la trituradora arrojara cascotes sobre él.

Manolo Goldar y Eladio Pérez posan con la butaca. | // MARTA G. BREA

Ahora la butaca es custodiada a la espera de una decisión sobre su futuro. Podría servir como pieza de museo o coleccionista, aunque tampoco se descarta que sea colocada simbólicamente en la nueva grada.

Compartir el artículo

stats