Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Esta es la empresa que desplegará la mayor red pública de electrolineras de Galicia

Vista general del PTL de Valadares.

Iberdrola Clientes será la empresa encargada de desplegar la mayor red pública de electrolineras de Galicia, la que impulsa Zona Franca en sus polígonos: Balaídos, Bouzas, Valadares, A Granxa y Porto do Molle. La propuesta del grupo energético vasco ha sido la mejor valorada por la mesa de contratación, por delante de las otras tres compañías que pujaban por este contrato (Total Energies, Eranovum E-Mobility y Construcciones Instalación y Tracción), que será por quince años con opción de una prórroga de otros cinco años. En total, según la documentación pública del expediente, Iberdrola Clientes invertirá 1,1 millones de euros en la infraestructura de estos 43 puntos de recarga y pagará un canon anual por el alquiler de 66.000 euros (los dos primeros años estarán exentos).

Para el delegado del Estado de la Zona Franca, David Regades, “la actuación del Consorcio con estos puntos de recarga crea un valor añadido para la ciudadanía con el objetivo de favorecer la responsabilidad de la sociedad frente al cambio climático y la degradación del medio ambiente, así como impulsar el uso eficiente de los recursos mediante el paso a una economía limpia y circular”.

Con esta instalación se pretende promover la implantación de un conjunto de puntos de recarga de vehículos eléctricos mediante el arrendamiento de distintos espacios distribuidos en los parques empresariales y polígonos industriales del Consorcio.

Los puntos de recarga se ubicarán en los polígonos de Balaídos (22), Porto do Molle (10), el área portuaria de Bouzas (5), A Granxa (4) y el PTL de Valadares (2). La mayor parte de las electrolineras serán exteriores. En el caso de Balaídos, como ya recogió FARO, la mitad estarán distribuidas en el acceso a la portería principal del parque, y las restantes en la portería oeste. Serán de acceso público durante las 24 horas para el personal autorizado (trabajadores que operen dentro del recinto), pero la licitación establece que también podrán utilizarlas “todas aquellas personas que expresen su deseo de utilizar los futuros puntos de recarga”. Es el mismo sistema que se habilitará tanto en Porto do Molle –donde hay un dispositivo de vigilancia nocturna a cargo de la comunidad de propietarios del polígono– como en Bouzas. En Porriño el acceso al público no tendrá ningún tipo de limitación.

La Unión Europea ha fijado en un 55% el objetivo de reducción de las emisiones de CO2 para el año 2030, siendo la sustitución de vehículos con motor de combustión por vehículos eléctricos uno de los instrumentos más importantes para alcanzar el objetivo fijado.

Compartir el artículo

stats