Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El COVID ya no es el primer motivo de consulta en Atención Primaria

Usuarios en la entrada del centro de salud de Teis. Alba Villar

La sexta ola llevó a la Atención Primaria viguesa a un auténtico colapso. El aluvión diario de pacientes con sospecha de padecer COVID fue durante meses una constante y el volumen de trabajo derivado también del seguimiento diario de los infectados agotó a los profesionales sanitarios. La situación, no obstante, ha cambiado en las últimas semanas, coincidiendo también con la contención de la incidencia epidemiológica. Al “alivio” que se vive en los centros de salud del área sanitaria de Vigo y del que ya informó FARO recientemente se suma otra circunstancia: el coronavirus ha dejado de ser el principal motivo de consulta en Atención Primaria, tanto en las urgencias como en las citas con los médicos de familia.

“Ya vemos más patología que nada tiene que ver con el COVID”, reconoce Alberto Pazos, facultativo en el centro de salud de Pintor Colmeiro. Hay que tener en cuenta que hubo momentos que tanto en el Punto de Atención Continuada (PAC) como en los ambulatorios el porcentaje era de 90% atención COVID y 10% para el resto de patologías. Ahora esa situación ha dado un vuelco.

Pero hay que tener en cuenta varios aspectos, y no todos son positivos. Y es que en las últimas semanas están acudiendo tanto a urgencias como a sus médicos de cabecera pacientes crónicos que por “miedo” al virus no acudían a su centro de salud. Por ejemplo personas con demencia o diabetes y que están “descompensados” por la falta de seguimiento de sus patologías en los últimos meses y cuyos médicos tienen ahora que ajustar los tratamientos.

Pero no solo eso, sino que en Primaria también están recibiendo a un importante volumen de personas que llevan tiempo sin recibir asistencia médica y que ahora piden cita con su médico al tener síntomas sospechosos con sufrir enfermedades graves, sobre todo cáncer o patologías reumatológicas. Es decir, se está empezando a producir lo que se temía durante las fases más graves de la pandemia: que cuando el virus remitiese aflorasen enfermedades graves que hasta ahora permanecían sin estar diagnosticadas y que en algunos casos llegan ya en un estado avanzado.

Demanda “asumible”

En cuanto a las urgencias de Atención Primaria, en el PAC están ya en una demanda asistencial “completamente asumible” y en niveles ya anteriores a la pandemia, tal y como asegura la coordinadora COVID del centro, Elisa Ausín. “Ahora, además, cuando entra una persona sospechosa de estar contagiada de coronavirus, la situación está ya normalizada. Es decir, se le atiende con tranquilidad y no se forma ningún revuelo. La patología COVID ya se integra con la ordinaria y se le atiende con normalidad, aunque con las precauciones obvias”, explica la doctora.

Una de las curiosidades es que este año la gripe continúa “desaparecida”. No se están detectando procesos gripales en prácticamente ningún paciente y aquellos que presentan síntomas respiratorios son debido al coronavirus. Otro dato es que pese a que el ocio nocturno lleva ya semanas funcionando en las urgencias extrahospitalarias todavía no están atendiendo los problemas más habituales derivados de la noche, como las intoxicaciones etílicas.

Citas telefónicas

En los centros de salud se está detectando también otra tendencia: la mayoría de las citas médicas solicitadas son de carácter telefónico. Esta preferencia (la tendencia general es que sean el 70% de las consultas diarias de un médico de familia) sorprende a los propios facultativos, teniendo en cuenta que hasta hace no mucho las citas presenciales estaban restringidas debido a la pandemia (solo las daba el médico si lo veía necesario), y hubo un importante malestar social por no poder solicitar consulta física en el centro de salud. Ahora sin embargo, los pacientes parece que se decantan más por el teléfono.

Teis, sin pediatra el jueves por la tarde por una baja inesperada

El centro de salud de Teis no tuvo a ningún pediatra atendiendo el pasado jueves por la tarde. Este ambulatorio tiene dos facultativos para niños por la mañana y otros dos en horario de tarde. Uno de estos dos últimos tiene una baja de larga duración y el otro tuvo que causar baja de forma inesperada el pasado jueves. Esta circunstancia, según apuntan fuentes sanitarias, provocó que no se pudiese cubrir esa ausencia y que el ambulatorio de Teis se quedase sin pediatra en ese turno. No obstante, es el único día en que se produjo esta situación y ayer ya había dos profesionales y el servicio está cubierto toda la semana. El Sergas insiste en las dificultades para cubrir las bajas “porque no hay pediatras en las listas de contratación” y es necesario prolongar las jornadas de profesionales de otros centros de salud.

El alcalde, Abel Caballero, urgió una vez más a la Xunta a que dote de personal la Atención Primaria de Vigo. Además, aseguró que Vigo necesita otros cinco centros de salud.

Compartir el artículo

stats