Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto recupera el liderazgo nacional en coches y batirá este año su récord histórico

Las previsiones de producción de Stellantis, que apunta a los 600.000 vehículos tras superar lo peor de la crisis de los chips, pondrán Bouzas al límite de su capacidad | O Berbés también revalida su primer puesto en pesca

El “Auto Advance”, el primer buque Ro-Ro híbrido del mundo, la semana pasada embarcando coches de Stellantis para el norte de Europa. Ricardo Grobas

Las extraordinarias cifras del Puerto vigués en el segundo año de pandemia destacan, y mucho, a nivel estatal. Según los datos finales de 2021 publicados ayer por Puertos del Estado, los muelles vigueses recuperaron el año pasado el liderazgo nacional en tráfico de vehículos, por encima de Barcelona y Valencia, y consolidaron su primer puesto en descarga de pescado, ampliando además la brecha con sus competidores, en concreto, con la dársena de A Coruña.

La nueva furgoneta de Fiat comenzará a exportarse a partir del próximo abril

Pese a la crisis de los microchips y los efectos de la pandemia en la economía, el Puerto recuperó el primer puesto nacional en vehículos pese una ligera caída del 1,84% con respecto a las cifras de 2020, logrando cargar y descargar 503.372 coches que supusieron 720.399 toneladas.

  • El Puerto de Vigo, cada vez más líder en coches y pesca

En este tipo de tráficos, Barcelona, con dos plantas de coches a pie de muelle (Seat y Nissan, aunque esta última está en proceso de cierre), y Valencia (Ford), que canaliza buena parte de las exportaciones e importaciones de coches hacia el Mediterráneo, se han turnado durante años el liderazgo nacional, relegando a los muelles de Bouzas a la tercera posición. Pero esta relación comenzó a romperse en los primeros cinco meses del curso pasado cuando el éxito de ventas de los modelos de Stellantis y la incorporación de nuevas marcas catapultó las cifras de Vigo.

En mercancías totales, suma 4.645.620 toneladas, lo que supone un incremento del 7,2% y una rara avis en el panorama nacional y europeo al ser uno de los pocos puertos que suma sus dos ejercicios marcados por el COVID en crecimiento.

Las 36.471 toneladas de pesca del Berbés también cobran valor pese a registrarse un descenso del 0,88% respecto a 2020. A Coruña y Pasaia, compañeros de podio el año anterior, registran caídas del 15% y 8% ante el empuje de Gijón o Cádiz.

En otras mercancías, destaca el crecimiento de los graneles sólidos con 337.330 toneladas (+12,07%); los contenedores con 2.986.650 (7,42%); el avituallamiento con 126.735 (3,51%), las mercancías en tránsito con 254.343 (12,44%); el tráfico Ro-Ro con 1.071.527 (5,30%).

Radiografía portuaria

1-Segundo mejor dato de su historia

El segundo año de pandemia se saldó con 4.645.620 toneladas descargadas, a las puertas del récord de 4,8 millones del año 2006.

2- Líder en coches pese a los microchips

Aunque Stellantis dejó de fabricar 110.000 coches por los chips, la terminal de Bouzas ha recuperado el trono estatal ante Barcelona y Valencia.

3- Mayor ventaja en descarga de pesca

La caída de A Coruña y Pasaia afianza en el primer puesto nacional al puerto del Berbés, con 36.471 toneladas. Vigo es líder desde hace décadas.

4- Nuevos modelos, más crecimiento

La recuperación de los K9 y el lanzamiento de la Fiat Doblò permitirán a la planta de Balaídos batir su récord de 2007 y llegar a 600.000 coches.

4-Subidas generalizadas en otras mercancías

El tráfico de graneles sólidos (12,07%), los contenedores (7,42%) o las mercancías en tránsito (12,42%) también experimenta una gran subida.

Mención aparte merecen los 34.656 pasajeros en que suponen un incremento del 267,7% tras un annus horribilis, al multiplicarse por cuatro las escalas de cruceros en el puerto de la ciudad. En total fueron 1.580 los buques mercantes atracados, 38 más que en el año anterior, lo que nos demuestra una recuperación también de los porcentajes de carga.

En el conjunto del Estado el tráfico portuario se incrementa un 5,6% respecto a 2020, y se queda a menos de 20 millones de toneladas del récord histórico alcanzado en 2019. Sobresale el dato en mercancía general al superar los datos prepandémicos, consolidando a España como el gran hub del sur de Europa en la materia.

En el capítulo de los automóviles, los datos de este año apuntan a un récord histórico con dos hitos que la dirección de Stellantis ya ha comunicado a sus proveedores. Por un lado, las furgonetas K9 retomarán su producción habitual a partir del mes de abril, con cuatro turnos de trabajo, dejando atrás la pesadilla de la crisis de los microchips que supuso varios ERTE y la pérdida de 110.000 vehículos. Por otro, la salida de la cadena de montaje de una nueva generación de la Fiat Doblò –se espera que empiecen a exportarse unidades de este vehículo comercial a partir de abril–, la cual provocará un repunte de la demanda de componentes similar en el mes de enero de 2023.

  • Stellantis Vigo avisa a proveedoras: habrá un fuerte aumento de demanda con la nueva Doblò y el tirón de los K9

Ambos factores elevarán entre un 13% y un 15% la cadena de la industria de componentes gallega y llevará a Balaídos a romper su techo histórico de 547.000 vehículos logrado en 2007, llegando incluso a las 600.000 unidades. Este bum productivo volverá a colocar al Puerto vigués como líder en automóviles de la red estatal y pondrá la terminal de Bouzas al límite de su capacidad. 

Compartir el artículo

stats