La UVigo premia el esfuerzo y el talento de los alumnos que más brillaron en los dos últimos cursos. El campus recuperó el tradicional acto académico de Santo Tomás tras la cancelación del año pasado por la pandemia y reunió a los mejores expedientes de grado y doctorado de 2019/20 y 2020/21, así como a las últimas estudiantes distinguidas por la inclusión de la perspectiva de género en sus trabajos finales.

Una promoción integrada por 104 galardonados cuya admirable trayectoria aplaudió ayer el rector: “Celebramos la excelencia que se acerca a nuestras aulas y que sale llena de ilusión y proyectos de vida. Y espero que también cantando alto las verdades y siendo ciudadanos comprometidos”.

Manuel Reigosa estuvo acompañado en la entrega de distinciones por el presidente del Consello Social de la UVigo, Ernesto Pedrosa, y las vicerrectoras de Investigación, Comunicación y Estudiantes, Belén Rubio, Mónica Valderrama y Natalia Caparrini, respectivamente, así como por integrantes de la comunidad universitaria.

Foto del acto celebrado ayer. MARTA G. BREA

Debido a las restricciones sanitarias, la representación académica fue menor que en años anteriores y apenas asistieron familiares de los premiados. Aún así, los galardonados no dudaron en desplazarse desde otras ciudades, incluso desde fuera de Galicia, para participar en el acto, celebrado en el salón de actos de la Facultad de Económicas y que contó con las actuaciones del dúo formado por Iria Estévez y Xoan Curiel.

A tres meses de las elecciones y ya confirmada su candidatura, Reigosa aprovechó su “última oportunidad” de dirigirse a la comunidad universitaria “en un acto de esta envergadura” para recordar todos los logros de su equipo en los últimos cuatro años.

Reigosa destacó el nuevo plan de financiación autonómico para las tres universidades gallegas y subrayó las medidas adoptadas durante el confinamiento y tras la vuelta presencial a las aulas. Los últimos resultados obtenidos en las encuestas de evaluación docente, apuntó, mejoran incluso los anteriores a la pandemia. “Nuestro profesorado hizo todo lo que pudo y los alumnos lo detectaron”, aseguró.

A xente pensa que só se investiga en ciencias, hai que reivindicar as humanidades

Manuela Elizabeth Rodríguez - Premio de doctorado

Manuela Elizabeth Rodríguez

Manuela Elizabeth Rodríguez Marta G. Brea

Los fondos conseguidos por los investigadores –27.7 millones de euros–, las políticas para “captar y mantener” talento o la histórica oferta de empleo público de la institución también formaron parte de una intervención en la que Reigosa invirtió más de media hora.

El rector también alertó sobre la brecha de género detectada durante la pandemia, ya que los cuidados recayeron en mayor medida sobre las investigadoras, y señaló que la institución está capacitada para “ser un referente como universidad pública, gallega, internacionalizada e igualitaria”.

Es una ilusión que te premien y una motivación. Nuestra abuela hoy estará contenta

David Solleiro y Paula Durán - Premios fin de grado

David Solleiro y Paula Durán Marta G. Brea

Un año más, el acto de Santo Tomás evidenció la hegemonía femenina entre los mejores expedientes y, en el caso de los Premios Egeria a la inclusión de la perspectiva de género en los trabajos finales de grado y máster, todas las galardonadas fueron mujeres.

Una de ellas, la titulada en Educación Social Tania Gándara, ya había subido al escenario minutos antes para recoger el premio fin de carrera. “Estou moi contenta e fíxome moita ilusión”, reconocía esta joven de Ordes que actualmente cursa un máster de Igualdad, Género y Educación en Santiago y trabaja con menores en situación de protección.

En su trabajo final abordó la percepción de los jóvenes sobre los vientres de alquiler: “Fixemos grupos de discusión e a experiencia foi xenial. Hai un enorme descoñecemento sobre o tema. A maioría é favorable, pero ignora todo o que hai detrás. Vulnéranse os dereitos das mulleres e é unha forma máis de comercializar co seu corpo”.

Estou moi contenta. O meu traballo fin de grao sobre ventres de alugamente foi unha experiencia xenial

Tania Gándara - Premios fin de grado y Egeria

Tania Gándara

Tania Gándara Marta G. Brea

Entre los premiados también se encontraban dos primos carnales, David Solleiro y Paula Durán, naturales de Tui y los primeros universitarios de su familia. “Es una ilusión que te premien y una motivación. Nuestra abuela hoy estará contenta”, celebraban.

David, titulado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, se desplazó a Vigo desde Sevilla, donde cursa un máster en Rendimiento Físico y Deportivo. Todavía no sabe si después iniciará el doctorado o comenzará a trabajar como preparador, mientras que Paula, graduada en Educación Infantil, se encuentra inmersa en la preparación de sus primeras oposiciones. “Son muchas horas encerrada y recibir el premio te anima”, comentaba.

Por su parte, Manuela Elizabeth Rodríguez, doctora en Bellas Artes, trabaja actualmente desde Santiago como ilustradora y animadora. Su doctorado abordó la huella gráfica del boceto en la animación comercial y audiovisual. “Facer unha tese é moi bonito pero tamén moi duro porque supón moito tempo. O premio é un recoñecemento académico e tamén a ese esforzo persoal”, señalaba esta artista apasionada por la investigación. “A xente pensa que só se fai en ciencias, hai que reivindicar as humanidades”, animaba.