Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pacientes mayores de 70 años llenan de nuevo las plantas de hospitalización COVID

El 70% de las personas ingresadas por coronavirus en las unidades convencionales del Cunqueiro superan dicha edad

La dosis de refuerzo se extenderá esta semana a 32.000 jóvenes de entre 18 y 29 años de edad. Marta G. Brea

Personas mayores de 70 años y prácticamente el mismo número de hombres que mujeres. Este es el perfil mayoritario de los pacientes ingresados en las plantas de hospitalización COVID del Hospital Álvaro Cunqueiro en la actualidad, un perfil que en las últimas semanas se ha visto incrementado de manera considerable en contraste con el que predominaba hace un mes, momento en el que la sexta ola de la pandemia acusaba su incidencia en el área sanitaria de Vigo.

En contraste con aquel perfil heterogéneo de paciente joven que se podía encontrar antes de las fiestas de Navidad, siendo mayor el número de varones que de mujeres y con edades que oscilaban entre los 40 años y los 58 años, además de algún caso puntual de pacientes septuagenarios, la realidad actual es que el 70% de las personas afectadas por coronavirus que a día de hoy permanecen en unidades convencionales del hospital público de la ciudad se corresponde a personas de 70 años, según informaron ayer fuentes de la Gerencia del área sanitaria.

Estas mismas fuentes confirman que el porcentaje de hombres y mujeres es equilibrado y apuntan que en las últimas semanas se viene detectando un volumen muy dimensionado de pacientes que ingresan en el centro hospitalario por problemas de salud no vinculados a patología COVID pero que, “de forma casual”, acaban dando positivo, y es que se trataba de pacientes asintomáticos. Así, gran parte de las 74 personas que en la actualidad se encuentran en las velas habilitadas para ingresos COVID en el Cunqueiro comparten esta realidad.

La cifra de hospitalizaciones a causa del virus lleva experimentando un ligero repunte en los últimos días, después de que a principios de la semana pasada se hubieran aliviado prácticamente 40 camas en apenas dos jornadas, tras haberse alcanzado el 18 de enero por segunda vez otro pico máximo de ingresos en la sexta onda epidémica con 110 pacientes COVID. En la actualidad, los pacientes ingresados en el área sanitaria vuelven a rozar el centenar y los hospitales vigueses cuentan con 99 personas en sus centros, de los cuales 91 permanecen en unidades convencionales y ocho se encuentran en estado crítico en unidades de cuidados intensivos.

El Cunqueiro acumula el grueso de pacientes COVID, con 74 en planta y cinco en UCI, mientras que Povisa mantiene a 13 en plantas de hospitalización y a tres en cuidados intensivos. Por otra parte, en Vithas Fátima solo se contabilizan cuatro personas con positivo activo ingresadas en planta.

Nuevo descenso de casos

Por cuarto día consecutivo, la sexta ola remite en el área sanitaria de Vigo y la curva de casos activos de COVID continúa cayendo en picado. Según el informe diario emitido por el Sergas, en las últimas horas se registró un descenso de 1.298, de manera que en la actualidad se contabilizan un total de 17.578 infecciones activas en la demarcación viguesa.

Se mantiene la buena racha de curaciones, y es que en la última jornada se batió un nuevo récord a este respecto con 2.525 altas epidemiológicas tramitadas en un solo día. Este indicador continúa superando al de nuevos contagios, lo que permite doblegar la curva con mayor facilidad. En concreto, en las últimas 24 horas fueron detectados 1.237 nuevos positivos, un dato que se incrementó ligeramente con respecto al pasado domingo.

Por otra parte, aunque la incidencia acumulada en el área continúa situándose por encima de la media gallega y estatal, este parámetro continúa remitiendo paulatinamente y a 7 días se sitúa en los 1.911 nuevos diagnósticos por cada 100.000 habitantes y en los 4.344 a 14 días.

“La desinformación es total; un caos”

Sanidad anunció ayer el retraso de la tercera dosis a los cinco meses de pasar el COVID, un anuncio que llega tras la inmunización de 37.500 treintañeros en el área de Vigo y ante la convocatoria de 32.000 jóvenes de 18 a 29 años esta semana. Pablo González tiene 32 años, acaba de superar el COVID y el pasado sábado le llegó la cita para la tercera dosis: “Llamé al teléfono de información y me indicaron que tenía que esperar cuatro semanas, que no debía ir. Ahora llega este nuevo cambio y ya no sabes qué pensar. Tienes la sensación de que ni ellos saben cómo actuar”, explica.


En una situación similar se encontraba ayer Jorge Rial, de 25 años, a quien el anuncio le pilló el propio día de su cita para la vacunación: “Pasé el COVID en diciembre y hoy llamé para preguntar por este cambio y no supieron decirme qué tenía que hacer. Es un caos”, afirma. A este joven vigués, desde el teléfono de información COVID de la Xunta de Galicia, le recomendaron que acudiera igualmente al recinto de vacunación y que preguntara in situ a los profesionales. Así lo hizo y, en la tarde de ayer, a su llegada a los puntos de vacunación del Ifevi preguntó a los sanitarios por el cambio de norma: "Me aseguraron que para vacunarme tras el COVID solo tenían que pasar cuatro semanas, que no tenían constancia de un cambio de protocolo y que lo de los cinco meses era tan solo una recomendación", explicó Jorge Rial.

Compartir el artículo

stats