Vigo movilizará a la Policía Local para fomentar la seguridad en el transporte a los centros de educación. El Concello pondrá en marcha una campaña de seguridad vial en todos los institutos de ESO y Bachillerato que constará de dos fases: una será solo informativa y la otra, también sancionadora. Será llevada a cabo por entre cuatro y seis patrullas de la sección de Educación Vial de la Policía Local olívica.

En la presentación de esta iniciativa, Caballero argumentó que, en inspecciones aleatorias realizadas en colaboración con la Dirección General de Tráfico, los agentes detectaron que algunos jóvenes no viajaban cumpliendo la normativa de seguridad.

Las dos primeras semanas, la acción tendrá carácter informativo: se trasladará al alumnado la obligatoriedad de emplear el cinturón y se les motivará para su uso, además de remitirles información a los centros educativos y a las propias familias. Durante otra semana, se divulgarán los resultados de la fase anterior y se insistirá en la necesidad de reforzar la seguridad en el transporte escolar.

La iniciativa municipal finalizará con otros 15 días de inspecciones en los vehículos y eventuales sanciones. “La seguridad lo justifica, es lo más importante que puede haber”, justificó el regidor vigués.