Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primer informe desfavorable de la Xunta contra el nuevo Plan Xeral

La Axencia Galega de Infraestruturas señala errores en la cartografía de algunas carreteras

Vista de la calle Urzáiz de Vigo. RICARDO GROBAS

La Axencia Galega de Infraestruturas acaba de emitir el primer informe desfavorable conta el nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal. El organismo, dependiente de la Xunta de Galicia, señala errores a respecto de la afección que tendrá el Plan Xeral sobre la Rede Autonómica de Estradas de Galicia y advierte de su “carácter vinculante”.

El informe de la consellería presidida por Ethel Vázquez subraya que “el estudio de movilidad y de tráfico que recoge el PXOM no contiene la información suficiente para evaluar la afección de los desarrollos previstos al nivel de servicio de las carreteras autonómicas”. Es decir, a ojos de la Axencia Galega de Infraestruturas, el nuevo Plan Xeral no recoge un estudio de movilidad que permita acreditar que estas carreteras no se saturan.

Además, también señalan errores en la cartografía de las carreteras autonómicas y “muchas cuestiones técnicas que se deben corregir” relacionadas con la grafía de la línea límite de edificación y de la línea de afecciones en las carreteras autonómicas.

La Consellería considera además “sorprendente” que, “después de los conflictos que el Concello abrió en los últimos años a respecto de la carretera vieja de Madrid, no se atribuya su titularidad a la Xunta, sino al Ministerio de Transportes”.

El informe, al que ha tenido acceso FARO, también señala que el PXOM no tiene en cuenta el resultado de los proyectos aprobados en los últimos años por la Axencia Galega de Inraestruturas y que “tienen prevalencia sobre el plan urbanístico y se tendrán que incorporar a él”. Entre ellos, señalan el proyecto de mejora de la seguridad vial en la carretera autonómica PO-552, ya ejecutado por la Xunta, que es “muy anterior a la aprobación inicial del PXOM”. Y añaden, “también se debe incorporar el proyecto recientemente aprobado de mejora de la seguridad vial de la PO-330 en Pereiró y Valadares, que no aparece recogido”. Por último, destacan que tanto la nueva glorieta que prevé el documento urbanístico en el punto kilométrico 0+530 de la carretera autonómica PO-330 y el nuevo ramal previsto en la glorieta existente en el punto kilométrico 6+850 de la carretera PO-325 no cumplen la normativa técnica en materia de carreteras al no ajustarse a la normativa vigente en materia de accesos.

Compartir el artículo

stats