El aeropuerto de Vigo realizó ayer un simulacro general de accidente aéreo con el objetivo de evaluar los procedimientos de actuación y coordinación establecidos en su Plan de Autoprotección, además de comprobar el grado de conocimiento e integración de los diferentes colectivos implicados en la atención de una emergencia aeroportuaria y sus tiempos de reacción y respuesta.

El ejercicio desarrollado en Peinador ha simulado un accidente de un avión Bombardier CRJ-200 ER que, por motivos desconocidos, se sale de la pista durante la maniobra de aterrizaje. El avión, al impactar con el terreno, sufre la rotura del tren de morro y del principal y se desprende la parte trasera del fuselaje, provocando el derrame del combustible y un incendio en el exterior de la aeronave. Al tratarse de un simulacro general de accidente aéreo se activala Sala de Familiares, la Sala de ilesos y heridos leves y la Sala de crisis, estableciéndose cinco escenarios para el desarrollo del ejercicio.