Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cursos para trabajar en talleres, con vacantes pese al 100% de inserción

La formación en electricidad de coches, mecánica, instalación frigorífica o térmica se quedó este año con plazas desiertas

Mecánico repara un coche en un taller de Chapela. | // RICARDO GROBAS

Un círculo que no acaba de cerrarse. La oferta de cursos formativos orientados a los talleres de coches o a la instalación industrial –en electromecánica, instalaciones térmicas y frigoríficas, mecánica y varios ciclos del área industrial– va en aumento, en parte, por la gran demanda que estos profesionales tienen en el mercado laboral. El sector no solo se enfrenta a la falta de profesionales suficiente que cada año egresa de los centros de formación, sino que a esta coyuntura hay que sumarle ahora la carencia de aspirantes en algunas profesiones que tienen una inserción laboral del 100%. Mientras, el paro juvenil sigue alcanzando cifras mareantes.

Es el caso de los electricistas de automóviles o mecánicos. En el centro de formación de la Asociación Provincial Autónoma de Talleres de Reparación (ATRA) con sede en Vigo, se han quedado desiertas dos plazas de las escasas 15 con las que cuenta el curso de Mantenimiento de Sistemas Eléctricos y Electrónicos de vehículos. “No sé que ha podido pasar este año. Pero lo que sí se nota es una falta de interés en unos cursos gratuitos dirigidos a desempleados, de los que se salen colocados en una empresa con su contrato correspondiente. El año pasado llenamos los cursos sin problema”, apunta José Manuel Rodríguez Simón, presidente de ATRA. Sostiene que la cuota de aprobados es alta y que “todos los que superan los cursos se colocan al instante en las empresas. Le consta que otros centros también están teniendo problemas para colgar el cartel de completo. Es el caso del CIFP Valentín Paz Andrade, que aunque cuenta con determinados cursos en los que no tardan en llenar, otros, sin embargo, como en instalaciones frigoríficas o térmicas también les cuesta alcanzar el lleno total de plazas. “No tienen tanto éxito como el de automoción. Y, por tanto, no podemos cubrir la demanda de las empresas que llaman buscando este tipo de profesionales”, remarca Alfonso Silva, director de CIFP Valentín Paz Andrade.

Por su parte, FONCALOR, que cuenta con centro homologado de formación, con una oferta formativa que, mayoritariamente, cursan los trabajadores y que, en ocasiones, también quedan plazas vacantes. “No los pueden realizar porque el volumen de trabajo que tienen no les permite acudir. En su caso, para ampliar la formación ya existente”, matizan desde la asociación viguesa de la empresa instaladora.

Oportunidad

En el caso del área industrial, la cobertura de plazas en el itinerario formativo es total. Sin embargo, el problema reside, desde el punto de vista de la dirección del IES Politécnico de Vigo, en la patronal y en las empresas del sector. “Deben mirarse hacia adentro”. Desde la crisis del 2008 muchos de los nuevos profesionales de la robótica, por ejemplo, se fueron de Galicia o de España incluso por mejores condiciones laborales”, lamenta Eluosio Santos, director del centro. La inestabilidad laboral es otro factor determinante “si a la primera dificultad empresarial, comienzan a despedir, se crean precedentes y se van”.

No hay límite de edad para reciclarse en estos cursos. “No importa que tenga 40 o 50, lo importante son las ganas y la seriedad”, concluye Simón.

1.000 m² para ATRA en el World Car Center

decoration

La construcción de un gran centro de Formación Profesional que ATRA lleva persiguiendo durante años cobraba forma el pasado año, y ahora parece ser una realidad tras las últimas conversaciones de la entidad con Zona Franca. En el futuro recinto de World Car Center se reservarían 1.000 metros cuadrados para la implantación de un gran Centro de Formación Profesional del sector del automóvil. “Pedimos la parcela y va dentro del proyecto, que finalmente parece que se aprueba”, señala Simón. De materializarse, no solo se levantaría el centro sino que el objetivo es trasladar la sede de ATRA, situada en la calle Príncipe para el WCC en Portalnet. El centro educativo compartirá espacio con la ya consolidada aceleradora de empresas de automoción, la Business Factory Auto (BFA); la incubadora del sector (High Tech Auto); un centro de competencias del Clúster de Empresas de Automoción de Galicia, e instalaciones para el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia. Las instalaciones contarán con las aulas de formación, laboratorios y talleres para las prácticas profesionales integradas en los itinerarios de los cursos.

Compartir el artículo

stats