Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

iria varela y martín rodríguez | cofundadores de ODS PROTEIN

La Universidad de Vigo exprime su “materia prima” emprendedora con 17 ideas de negocio

Los premios Incuvi eligen proyectos de venta de alimentos artesanos, eólica marina sobre bateas, “renting” de moda, hoteles sostenibles o una marca de ropa no binaria

La entrega de premios se desarrolló de forma virtual.

La Universidad ha seleccionado 17 ideas de negocio de sus estudiantes para acompañarlos y formarlos en el camino hacia su materialización como empresas. La última edición de los premios Incuvi, que por segundo año consecutivo se han entregado de forma virtual debido la pandemia, incluye proyectos relacionados con la obtención de proteínas alternativas para la industria alimentaria, la venta de productos artesanos, la implantación de eólica marina sobre bateas, renting de moda, hoteles sostenibles, un centro de día para mayores o una marca de ropa inclusiva para personas no binarias.

“Tenemos muchísima materia prima y de muy alta calidad. Esperamos seguir dando apoyo logístico e incluso anímico para que nuestros alumnos sigan creciendo como personas, emprendedores y profesionales de futuro”, destacó Maruxa Álvarez, directora de la área de Emprego e Emprendemento de la UVigo.

El acto de entrega estuvo presidido por el rector Manuel Reigosa, que aludió al “déficit” de emprendedores en España y destacó la apertura de un nuevo espacio Incuvi en el Edificio Miralles para acoger a los ganadores. Señaló asimismo que este programa forma parte de la estrategia de la UVigo para ser “una universidad igualitaria, inclusiva” y comprometida con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y agradeció la labor del exvicerrector José Antonio Vilán como impulsor de la iniciativa, de los sucesivos equipos de gobierno que la mantuvieron y de la actual vicerrectora Natalia Caparrini, que no pudo asistir por causas familiares.

Reigosa también reconoció el papel de las empresas e instituciones que patrocinan y colaboran en este programa, entre ellas, Zona Franca, CTAG, BBVA, Abanca o el Puerto de Vigo. Una de ellas es Santander Universidades y su director de convenios y mecenazgo, José María García de los Ríos, que destacó el papel de la Educación Superior como “motor de desarrollo” y animó a los premiados a mantener su “espíritu emprendedor y actitud inconformista”.

Tienda de "merchandising", turismo postCOVID y comunicación digital para el sector artesano

La décima edición de Incuvi-Emprende, dirigida a los proyectos incipientes, eligió 12 propuestas que van desde una tienda de merchandising de la UVigo a una consultora basada en el turista postCOVID, pasando por la obtención de harinas a partir de insectos o la criopreservación de espermatozoides de animales de interés comercial o en peligro de extinción.

Por su parte, las cuatro ideas seleccionadas en la cuarta edición de Incuvi-Avanza, dirigida a iniciativas con mayor maduración, son Diana Limón, comunicación digital para el sector artesano; Vi&Go, una red de intercambio de baterías; Navia3D, que aúna la tecnología y el patrimonio histórico; y DaOrixe, una plataforma de venta para pequeños productores gallegos.

Por último y tras pasar por las dos fases anteriores, ODS Protein es la ganadora del segundo premio Incuvi Consolida.

Iria Varela y Martín Rodríguez, cofundadores de ODS Protein

Iria Varela y Martín Rodríguez, cofundadores de ODS Protein

La idea puede cambiar, son las personas las que deben tomar las riendas para llegar al mercado

Iria Varela - Cofundadora de ODS Protein

decoration

Iria Varela y Martín Rodríguez, titulados en Biología por la UVigo, son los cofundadores de ODS Protein, un proyecto que nació durante su último año de carrera y que, gracias al programa Incuvi, se constituía como empresa en abril de 2021. Tras su selección en la modalidad Consolida, escalarán y validarán sus procesos de obtención de proteínas para empezar a comercializarlas “entre 2023 y 2024”.

Su objetivo es obtener proteínas de alta calidad y alternativas a las de origen animal mediante una fermentación de precisión y siempre bajo los estándares de la sostenibilidad y la eficiencia energética que persiguen los ODS de la ONU. “No se trata de competir con las proteínas animales, sino de ofrecer una alternativa sostenible a diferentes industrias alimentarias. Al producirlas mediante fermentación no dependemos de las condiciones climáticas ni de grandes extensiones, ni hacemos un uso excesivo de recursos naturales”, destaca Iria Varela.

Su primer producto tiene como origen hongos unicelulares que alimentan con residuos de la propia industria alimentaria, por lo que se ajustan a los requisitos de la economía circular. ”Conseguimos una biomasa que purificamos y acabamos obteniendo un polvo con aminoácidos necesarios en la dieta del ser humano. Por ahora estamos enfocados en esto, pero iremos ampliando la cartera de microorganismos”, añade.

Fabrican sus proteínas en los laboratorios del campus de Vigo y en la Tecnópole de Ourense y, además de Incuvi, también forman parte de la aceleradora Business Factory Food y uno de sus mentores es Capsa Vida, que agrupa a Central Lechera Asturiana o Larsa, entre otras firmas. “Vemos interés en diferentes sectores y estamos en conversaciones”, celebra.

“Desde que comenzamos con el proyecto de negocio el último año de carrera, el emprendimiento nos fue gustando, fuimos viendo oportunidades y eso nos motivó a seguir. Sin el programa Incuvi no nos habríamos lanzado o lo habríamos hecho más tarde. Es de agradecer que la Universidad haga el esfuerzo de ayudarnos”, reconoce Varela. Desde su perspectiva, los fundadores de ODS Protein animan al resto de proyectos a perseverar: “La idea puede cambiar, son las personas las que deben tomar las riendas para llegar al mercado y poder cumplir las expectativas del cliente”.

Compartir el artículo

stats