Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Esto es lo que dice el informe ambiental de la Xunta sobre el nuevo Plan Xeral

El Concello tendrá que subsanar un defecto en la documentación sobre la duna del arenal del Vao

Caride y Caballero, en el centro, en el primer día de exposición pública del PXOM en el Mar de Vigo. | // A.V. Borja melchor

La Dirección Xeral de Patrimonio ha emitido su informe sobre el alcance del estudio ambiental estratégico del Plan Xeral de Ordenación Municipal de Vigo y ha dado su visto bueno “con condiciones”. La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda ha comprobado que el Concello debe adaptar el Plan Xeral al plan de conservación del Espazo natural de interese local (ENIL) relacionado con la zona dunar del arenal de la praia de O Vao. Este modelo fue aprobado por el Concello en septiembre del año 2020 y declara esta zona de Coruxo como espacio natural de interés local.

Fuentes de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda señalan que “no es un error grave y por eso el informe tiene la categoría de favorable con condiciones”. Esto es, el Gobierno local podrá subsanar con relativa facilidad aunque desde la Consellería reconocen que este olvido “resulta curioso, viniendo de un plan que nace por voluntad del Concello de Vigo”.

Por otra parte, la Dirección Xeral de Patrimonio Natural ha comprobado que los otros espacios naturales de interés sí que han sido catalogados como suelos rústicos de protección. Las áreas más significativas son aquellas en las que el chorlitejo patinegro (píllara das dunas) tiene presencia; el arenal de la praia de Samil; área con presencia del escribano palustre (escribenta das canaveiras); y las localizaciones conocidas de una especie de fento amenazada fuera de sus espacios naturales, el dryopteris guanchica.

La UVigo pide protección

De hecho, en este sentido, biológos de la Universidade de Vigo han pedido medidas de protección de los arenales del estuario del Lagares en el nuevo Plan Xeral, que reconocen haber presentado alegaciones al respecto. Señalan que las actividades que actualmente se permiten, principalmente las playas caninas, “ponen en riesgo la conservación de la zona”. En un comunicado, un grupo de ocho científicos, señalan que el nuevo PXOM reconoce la importancia de la biodiversidad en esa zona, en concreto en las playas de Foz y A Calzoa, y la necesidad de conservar la fauna, los sistemas dunares. Actualmente, han lamentado los biólogos, esos enclaves “carecen de protección” y el nuevo planeamiento urbanístico “tampoco contempla medidas para su conservación o restauración”.

Compartir el artículo

stats