Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PP, Marea y BNG estudian si un error documental en el PXOM afecta a su viabilidad jurídica

Al menos la versión de diez planos del Plan no pasaron por la aprobación inicial del Pleno E El Concello niega su trascendencia

Vista de la calle Urzáiz de Vigo. RICARDO GROBAS

Al menos diez planos del nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal no han pasado por la aprobación inicial del Pleno del Concello de Vigo. Esa es la conclusión que se extrae de un requerimiento de integridad documental que la Xunta solicitó al consistorio a finales del pasado octubre y que ha sido hecho público por una ciudadana tras una petición de información pública al amparo de la Ley de Transparencia.

Sin embargo, según fuentes oficiales del consistorio local, el Concello ha “subsanado” el error con la Xunta y “no debería tener la más mínima trascendencia”. Las mismas fuentes apuntan que los documentos que en un principio no se enviaron a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, son copias en formato PDF de un “archivo matriz editable” que es el que “imperaría” en el proceso. No obstante, las versiones impresas de esos diez planos –accesibles para todos los ciudadanos en la página web del Concello– son las únicas de toda la documentación oficial que no constan como aprobadas de forma inicial en el pleno del 26 de agosto del pasado año que dio paso a la fase de exposición pública.

Aunque con una prudencia meridiana y manifiesta, esta información ha despertado cierta incertidumbre en los partidos de la oposición que, ahora mismo, se encuentran consultando con sus servicios jurídicos la trascendencia de este error documental. Alfonso Marnotes, líder de la oposición y portavoz del Partido Popular, explica que, a pesar del error, “lo grave es que toda la fase de exposición pública del Plan Xeral ha sido deficiente. Cuando fue la aprobación inicial, los concelleiros no sabíamos cómo iba a ser ese periodo de exposición. Ellos son los que deberían haber ido a informar a la gente y ya hemos visto que no fue así”.

Por su parte, Rubén Pérez, portavoz de Marea de Vigo en el Concello y responsable de Política Municipal en la dirección de Izquierda Unida, hace un llamamiento a la cautela. A pesar de todo, reconoce que su equipo ha contactado con especialistas en la materia y que todavía “non está claro o alcance disto”, aunque, al igual que Marnotes, cree que “hai cousas moito máis graves en todo o proceso que están a escapar do foco”.

Su compañero de bancada y único concelleiro del Bloque Nacionalista Galego, Xabier P. Igrexa, también tiene dudas del alcance jurídico de la información: “En calquera caso, correspóndelle ao alcalde aclarar calquera tipo de dúbida xurdida ao respecto deste erro”.

Los cuatro partidos con representación en el Concello de Vigo reconocen haber tenido en su haber esa versión “matriz” de los planos de ordenamiento territorial del municipio. Efectivamente, en el certificado de aprobación inicial del pleno de finales de agosto aparecen referenciadas y llevadas a pleno sendas versiones. Eso sí, la versión PDF no editable de al menos diez cuadrantes del término municipal se quedaron, por error, en el tintero.

En el mismo requerimiento de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda aparecen reclamados también otros cuarenta planos referentes al suelo urbano consolidado del municipio. Sin embargo, tanto los altos funcionarios de Urbanismo como los partidos de la oposición concuerdan en que esa ausencia está justificada al entenderse que “en esos cuadrantes no existe suelo urbano consolidado” y por lo tanto no estarían obligados a entregar su referencia impresa. En el mismo documento rubricado por la Xunta, se reclaman todos los planos del Parque Nacional Marítimo-Terrestre das Illas Atlánticas, pero desde el Concello explican que dada la idiosincrasia de ese suelo rústico de especial protección no ha lugar su catalogación en el PXOM.

Compartir el artículo

stats