Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solo uno de cada 2.000 positivos en Vigo tiene que ingresar en UCI

La ocupación en las unidades de críticos del área sanitaria se mantiene estable y registra las cifras más bajas de la sexta ola

Imagen de fondo original: personal sanitario en la UCI de Povisa R. Grobas / FDV

La ocupación de pacientes COVID en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales vigueses se mantiene estable en la actualidad y continúa registrando las cifras más bajas desde hace más de un mes y medio, pese a la explosión de contagios que está dejando la sexta ola en el área sanitaria de Vigo. En concreto, desde el pasado jueves, día 13 de enero, la cifra de críticos afectados por el coronavirus se mantiene invariable en una decena.

Con un volumen de prácticamente 19.500 infecciones activas en la demarcación olívica, solo una de casi 2.000 personas contagiadas en Vigo requiere ingreso en UCI a día de hoy. Este mismo indicador, analizando los datos del pasado 17 de diciembre, momento en el que se registraban casi cinco veces menos de casos activos de COVID en la zona, revelaba que uno de cada 225 contagiados en el área sanitaria necesitaba ingreso en la unidad de cuidados intensivos.

Las hospitalizaciones de pacientes COVID vuelven a superar el centenar en el área

Desde que dio comienzo la sexta onda epidémica en el área, el mayor número de pacientes COVID en estado crítico se registró el pasado 14 de diciembre, cuando entre las UCI de los hospitales vigueses se repartían un total de 26 personas con positivo activo. Tan solo dos días antes, se alcanzaba el que hasta la fecha supuso el pico máximo de ingresos COVID. Así, el 12 de diciembre se contabilizaron 110 pacientes en los centros hospitalarios del área.

Los expertos apuntan que a lo largo de esta semana se podría alcanzar el pico de la sexta ola y, en comparación con las cifras registradas hace un año, momento en el que la curva de la tercera onda epidémica alcanzaba su punto álgido, se puede constatar cómo la vacunación de la población junto con la mutación del virus SARS-CoV-2 a una variante aparentemente mucho menos agresiva han influido de forma fundamental en el volumen de hospitalizaciones.

A finales de enero de 2021, con tan solo 3.680 casos activos de COVID en el área sanitaria, los hospitales contaban entonces con 148 pacientes contagiados, de los cuales 133 se encontraban en plantas convencionales, mientras que los 15 restantes permanecían ingresados en unidades de cuidados intensivos. En aquellos momentos, uno de cada 245 positivos activos requería ingreso en UCI.

Evolución diaria

La elevada transmisión comunitaria de la variante ómicron continúa dejando en el área viguesa cifras de récord desde que dio comienzo la pandemia. Según el informe emitido por la Consellería de Sanidade, en la actualidad permanecen activos un total de 19.489 casos en el área sanitaria, tras haber sido detectados en las últimas 24 horas un total de 1.289 nuevos positivos y 1.282 nuevos contagios.

Estas elevadas cifras se ven compensadas en gran medida por el importante volumen de altas epidemiológicas tramitadas en las últimas horas, y es que en comparación con la jornada anterior se han gestionado 791, de manera que a día de hoy ya son 59.688 las personas contagiadas que se han recuperado del COVID en el área desde marzo de 2020.

Una de las cifras más preocupantes de la jornada es que los ingresos de pacientes COVID vuelven a superar el centenar. Actualmente, hay 102 personas hospitalizadas, 92 en planta y 10 en UCI.

Respecto a la vacunación, durante la jornada de hoy dará comienzo en el Ifevi la inoculación de la población con edades comprendidas entre los 30 y 39 años con la tercera dosis de refuerzo. Hasta el domingo, el Sergas tiene previsto citar a 37.500 personas de estas edades, que se sumarán a las 10.700 de repesca que ya fueron vacunadas entre las jornadas del pasado lunes y de ayer. En total, esta semana fueron convocadas 48.200 personas.

“En Bembrive no todos los usuarios son asintomáticos”

El brote en la residencia de Bembrive, con el 70% de sus usuarios contagiados, preocupa a los profesionales, puesto que a las numerosas bajas entre la plantilla ahora se ha sumado este importante foco de COVID. El personal advierte que esta situación “no es ninguna broma” y afirman que “no todos los usuarios son asintomáticos”. En este sentido, destacan que la presencia del COVID afecta por completo a la vida del centro, ya que además de los contagios se ha efectuado una reorganización del funcionamiento de la residencia.

Compartir el artículo

stats