Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran Vigo

La Xunta sitúa el nuevo cambiador del AVE en Angrois para no perjudicar a Vigo

La propuesta para la migración de ancho desde Ourense pretende captar nuevos operadores | Mobilidade considera viable esta ubicación pese a las dificultades técnicas

Un Alvia procedente de Ourense circulando por la curva de Angrois, al sur de Santiago. | // LAVANDEIRA JR.

Importar el modelo existente en Ourense hasta Santiago. La propuesta de la Xunta de Galicia para la llegada inmediata del AVE a la capital propone una solución similar a la empleada por Adif en Taboadela desde el 21 de diciembre.

Alberto Núñez Feijóo anunciaba el viernes en el Foro AVE Madrid-Galicia su deseo de cambiar el ancho de vía existente entre las dos ciudades para permitir el acceso de los trenes rápidos a la capital autonómica.

Esta propuesta, como adelantó ayer FARO, implicaría la construcción de un nuevo cambiador en las estación de Santiago, lo que obligaría a un desvío de 12 minutos de los trenes procedentes desde Vigo o Pontevedra.

Esta solución fue la empleada desde 2015 en Zamora, aunque el gobierno gallego pide trasladar la empleada en los kilómetros previos a Ourense al sur de Compostela.

El director xeral de Mobilidade, Ignacio Maestro Saavedra, insiste en que dicho cambiador debe ser antes del by-pass de Conxo para no afectar a Vigo, aunque él mismo califica la medida como “parche” y lamenta que no exista un plan para toda Galicia.

Propuesta de la Xunta para llevar el AVE a Santiago y su integración con el by-pass del Conxo Simón Espinosa

Éste sería en las inmediaciones de la curva de Angrois, trágicamente conocida por el accidente del Alvia ocurrido el 24 de julio de 2013; y conllevaría la supresión de una de las vías existentes. En la parroquia compostelana confluyen los ramales del Eje Atlántico en dirección Coruña y Vigo, por lo que los trenes procedentes del sur no tendrían que llegar a la estación para invertir la marcha.

Por el momento no han enviado la documentación avalada por sus técnicos al Ministerio de Transportes, quien mantiene la década de 2030 como horizonte la migración de la red interior en Galicia. En cualquier caso, será uno de los asuntos que encabezará la agenda de Feijóo en su primera reunión con la ministra Sánchez Jiménez, impulsando así el año Xacobeo.

El área de actuación sería entre el ramal de 1,1 kilómetros en el Conxo y la conocida curva. En una zona de unos 200 metros de longitud tratarían de encajar el cambiador –cuya estructura es similar a una carpa– entre el falso túnel existente, los pilares de la AP-9 y la playa de vías actual. Fuentes consultadas por esta redacción dudan de la viabilidad de la operación por los problemas técnicos y de explotación que podría suponer. Sin embargo, la Xunta apunta a que “si se quiere, se encuentra sitio” y abre la puerta a ubicarlo incluso más al sur.

Los 88,2 kilómetros desde la estación de Empalme fueron instalados hace diez años con traviesas polivalentes, por lo que el proceso de “estrechamiento” necesitaría hasta un año de obras con una inversión 40 millones de euros.

Este dato, pese a ser mucho menor que el de cualquier otro tipo de migración, juega en su contra. En ese plazo estarían disponibles los nuevos Talgo Avril, los nuevos convoyes de rodadura desplazable y 500 plazas que permitirán la llegada de los servicios AVE a todas las ciudades gallegas con un recorte adicional de 20 minutos.

También agilizaría la llegada de AVLO, el modelo de bajo coste del AVE que ya opera entre Madrid y Barcelona y que el presidente de Renfe, el gallego Isaías Táboas, anunció hace un mes sin comprometer plazos. Y es que todo indica que mientras no llegue la competencia, la empresa pública no está dispuesta a ceder rentabilidad en su último nicho de mercado.

Atraer operadores

El interés por agilizar esta prolongación de los dos servicios diarios con S-112 actuales, además de un aumento de demanda y frecuencias, radica en facilitar la entrada a nuevas compañías que no tengan trenes de ancho variable.

Tanto la secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera, como la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, confirmaron el año pasado el interés de varias empresas en utilizar este trazado que ha requerido 20 años de obras y 9.000 millones de euros.

Por el momento, el gesto ferroviario no establece plazos para adjudicar los surcos de capacidad a las distintas ofertas, algo que ya ha realizado en las líneas a Barcelona, Levante y Andalucía.

ILSA presenta iryo, el primer operador privado español de alta velocidad

ILSA presenta iryo, el primer operador privado español de alta velocidad Agencia ATLAS | Foto: José Luis Roca

La francesa Ouigo ya opera en la primera desde julio y la hispanoitaliana Iryo lo hará en las tres a lo largo de este año; aunque ni ellas ni la alemana Arriva quien se postuló para conectar el Eje Atlántico con Oporto antes de la pandemia– podrían operar en territorio gallego hasta 2024.

Todo ello además estará condicionado por dos obras estratégicas fuera de los límites de Galicia. El túnel entre Atocha y Chamartín que a partir de abril permitirá servicios directos hacia Valencia y el sur peninsular o el by-pass de Olmedo que reducirá los tiempos hacia País Vasco y Cataluña en 2027.

Compartir el artículo

stats