Tres jóvenes de un grupo de veinte que se encontraban, la madrugada del pasado sábado, en la calle Oporto de Vigo cometieron, presuntamente, un acto vandálico contra el mobiliario urbano de la ciudad. Al parecer, tiraron uno de los maceteros de piedra que adorna esa vía, al medio de la calzada.

Un particular avisó a la Policía Local, que acudió al lugar de los hechos. Con la descripción facilitada por el alertante, la dotación de agentes localizó a los presuntos autores de la infracción, que una vez interceptados, se mostraron muy agresivos.

El parte policial describe que esa actitud la mantuvieron en todo momento, llegando a increpar y a amenazar a los policías, quienes se vieron obligados a solicitar el apoyo de otra unidad, al comprobar su falta de colaboración.

Uno de los jóvenes aportó datos falsos y comenzó a fumar para lo que se desprendió de su mascarilla, sin guardar la distancia establecida, a pesar de que los agentes le indicaban que se alejase.

En un momento dado, y según el testimonio policial, el individuo, posteriormente identificado como N. D. P, de Vigo, de 18 años de edad, se acercó por detrás a uno de los policías, y sin mediar provocación, le propinó un puñetazo en la espalda, a la altura del omóplato derecho. Acto seguido fue detenido, acusado de cometer un delito de atentado.