Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El área registra más de 2.000 nuevos contagios por quinto día consecutivo y supera los 18.600 enfermos

Colas para adquirir un test de antígenos en una farmacia de Vigo. Pablo Hernández

El área sanitaria de Vigo cierra su semana “negra” en cuanto a la incidencia del virus se refiere. Nunca en la historia de la pandemia se habían registrado un volumen tan elevado de contagios con en los últimos siete días. Y es que según el último informe de la Consellería de Sanidade, por quinta jornada consecutiva se superaron los 2.000 contagios diarios, lo que mantiene la media de casi dos nuevas infecciones por minuto, un ratio que no puede dejar más claro la elevadísima capacidad de transmisión del COVID durante esta sexta ola. Aquí hay que tener en cuenta varios aspectos.

Además del efecto ómicron, también hay que apuntar que la capacidad diagnóstica del área sanitaria de Vigo ha aumentado considerablemente en las últimas semanas, realizando cribados en diferentes puntos de la urbe y también en otros municipios y destapando un elevado volumen de casos asintomáticos. También se han incorporado a las estadísticas los test autodiagnósticos que los propios ciudadanos se hacen a sí mismos, y que además son los que están destapando más infecciones.

El volumen de contagios diarios ha provocado además que se haya superado la barrera de los 18.000 enfermos con COVID. Concretamente hay 18.647 personas que en la actualidad están pasando el virus, lo que mantiene el área de Vigo como la demarcación sanitaria gallega con un mayor número de positivos. Y podrían ser muchas más si el volumen de curaciones no fuese tan elevado. En la última jornada, sin ir más lejos, se dieron un total 969 altas, lo que contiene el aumento de los casos activos. El gran volumen de altas epidemiológicas registradas en fechas recientes se debe sobre todo a los cambios de protocolo, ya que una persona se considera curada tras siete días de confinamiento desde que dio positivo en la prueba correspondiente (ya sea PCR o antígenos) siempre que no padezca ningún síntoma.

Mientras tanto, la Consellería de Sanidade continúa avanzando en el proceso de vacunación. Ya hay vigueses de 39 años que al entrar en la aplicación móvil del Sergas pueden comprobar que están citados esta semana para la administración de la dosis de refuerzo. También se continúa completando la puesta de la tercera inyección al grupo de edad de entre cuarenta y 49 años, además de atender en el Ifevi a todas aquellas personas que no se quisieron vacunar en su momento o que no acudieron a su cita.

El elevado volumen de población inmunizada permite precisamente que los hospitales no estén colapsados, algo que ocurriría si la vacuna no existiese y hubiera las cifras actuales de contagios. Los centros sanitarios de la ciudad llevan varios días registrando variables estables en cuanto a enfermos con COVID. En la última jornada la presión asistencial aumentó de forma leve, al haber cuatro nuevos ingresados en planta. En total hay 88 personas infectadas hospitalizadas en Vigo, de las que diez permanecen en las unidades de críticos.

Compartir el artículo

stats