Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La eclosión de la sexta ola lleva al área de Vigo a registrar casi dos positivos por minuto

Cola para entrar en una de las farmacias de la peatonal de O Calvario en el primer día con limitación en el precios de los antígenos. Pablo Hernández

El área sanitaria de Vigo sigue lejos de alcanzar el pico de esta sexta ola. La curva sigue en una fase ascendente que parece que no termina nunca. Y esta semana que finaliza hoy es la más demoledora en cuanto a contagios se refiere. En la última jornada, por cuarto día consecutivo, se superaron los 2.000 contagios diarios y se marcó el segundo récord de nuevas infecciones en 24 horas desde el inicio de la pandemia: 2.358. Este desbocado volumen de transmisibilidad del virus provoca un ratio que realmente es preocupante. En la última semana se han registrado casi dos nuevos positivos por minuto en la ciudad y en los municipios de su entorno.

Aquí hay que tener en cuenta varios aspectos. Además del efecto ómicron, también hay que apuntar que la capacidad diagnóstica del área sanitaria de Vigo ha aumentado considerablemente en las últimas semanas, realizando cribados en diferentes puntos de la urbe y también en otros municipios y destapando un elevado volumen de casos asintomáticos. También se han incorporado a las estadísticas los test autodiagnósticos que los propios ciudadanos se hacen a sí mismos, y que además son los que están destapando más infecciones.

Ayer precisamente fue el primer día en que las farmacias vendieron los test de antígenos a un precio máximo de 2,94 euros tras la regulación impulsada por el Gobierno. Este abaratamiento de los costes de estas pruebas autodiagnósticas provocó un auténtico aluvión de clientes en las boticas viguesas que acudían a comprar las pruebas con este precio reducido. Las colas eran habituales en varios establecimientos, así como las llamadas para reservar estos test de antígenos. La farmacia Charro, ubicada en la peatonal de O Calvario y uno de los locales de este tipo que tiene una mayor afluencia de clientes, vivía ayer por la mañana una importante cola, formada en su mayoría por personas que acudían a comprar una prueba de antígenos. “Está viniendo gente de todas las edades, aunque ya se vendían mucho, ahora en este primer día que están más baratos notamos una mayor demanda”, apunta un trabajador de esta botica viguesa.

En cuanto a los hospitales, sigue habiendo una contención de la presión durante este momento de la sexta ola. Apenas hay variaciones en el número de ingresados. En la última actualización de datos el Sergas apunta a que hay tres personas menos hospitalizadas en planta, para un total de 74, pero hay que tener en cuenta también los pacientes que están falleciendo estos días a causa del COVID. En las unidades de críticos continúan ingresados diez enfermos.

El Sergas empieza a citar a los treintañeros para la tercera dosis

La Consellería de Sanidade continúa avanzando en el proceso de vacunación. Ya hay vigueses de 39 años que al entrar en la aplicación móvil del Sergas pueden comprobar que están citados esta semana para la administración de la dosis de refuerzo. También se continúa completando la puesta de la tercera inyección al grupo de edad de entre cuarenta y 49 años, además de atender en el Ifevi a todas aquellas personas que no se quisieron vacunar en su momento o que no acudieron a su cita. Ayer por la mañana se continuó administrando la primera vacuna a los niños de entre 5 y 7 años.

Compartir el artículo

stats