Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El parking subterráneo que el Concello proyecta entre Balaídos y Stellantis costará 12 millones

Tendrá capacidad para 500 coches en dos sótanos

Vista parcial de Balaídos y las avenidas de Citroën y Portanet Ricardo Grobas

Vía libre para una de las obras más esperadas y necesarias en la ciudad. Después de varios cambios respecto a la propuesta inicial, el ansiado parking subterráneo que acompañará al estadio de Balaídos ya tiene ubicación definitiva en la Avenida de Citroën.

El Ayuntamiento da vía libre al acuerdo con Zona Franca, que asumirá la obra y la explotación

El Concello de Vigo ya tiene toda la documentación que confirma la idoneidad bajo esta calle, sirviendo tanto a la planta de Stellantis como al complejo deportivo. Zona Franca será el organismo encargado de su construcción y explotación, sumándose a la reforma del coliseo celeste con la que por su presupuesto e importancia podríamos considerar su “quinta grada”.

  • El futuro parking subterráneo de Balaídos se construirá entre la grada de Río y el polígono

Después de barajar la explanada de Tribuna en Manuel de Castro o las pistas de atletismo de la rúa Olímpicos, el Consorcio invertirá más de 12,3 millones de euros al sur de la grada de Río y a pocos metros del World Car Center que proyecta en Portanet.

De esta forma, el organismo dirigido por David Regades logra justificar su intervención en este área con dos pilares fundamentales. Por una parte, dotará con un servicio necesario al polígono de Balaídos y los nuevos edificios del World Car Center. Al mismo tiempo, amplía su cartera actual de concesiones de este tipo que en la actualidad ya funcionan en la Plaza de la Estrella, Náutico y Berbés.

Añadir un subtítulo

Tras un exhaustivo estudio de alternativas en el que se ponderaron la demanda potencial de la zona, los costes y su viabilidad ecológica; la opción escogida contempla la construcción de un aparcamiento de dos sótanos con capacidad para unos 250 vehículos en batería cada uno, así como doble sentido de circulación y una glorieta en cada extremo.

El subterráneo tendrá 400 metros de longitud y 18 de ancho, con un acceso desde la Avenida de Citroën en su lado oeste y una salida en Portanet hacia el este. Además, desde el entorno del estadio habrá un intercambio de entrada y salida así como las rampas entre los dos niveles, teniendo las cuatro espacio suficiente para el paso peatonal.

Este nuevo proyecto introduce varios cambios respecto a la última propuesta avanzada por FARO en febrero del año pasado. Aquellos planos concentraban la acción en la parte más próxima a la avenida Alcalde Portanet, convirtiéndose en el mayor aparcamiento del casco urbano con 1.500 plazas.

“Seguimos dando servicios a la ciudad y resolvemos el grave problema de aparcamiento”

Abel Caballero

decoration

El alcalde de la ciudad, Abel Caballero, cumple así uno de sus objetivos más perseguidos en la última década: resolver el “grave problema de aparcamiento” en Balaídos. Esta escasez ha provocado que se opte por el estacionamiento irregular en las calles y descampados del barrio, por lo que “seguir dando servicios a la ciudad” se había convertido en una prioridad.

Este déficit de plazas fue paliado por Stellantis a través de Civis en noviembre de 2016, habilitando en la “Nave H” –a escasos metros del nuevo aparcamiento– un área de estacionamiento para 1.200 vehículos y almacenes de logística.

También el Celta –al igual que los usuarios del estadio de atletismo o los bajos de Río– se vería notablemente beneficiado de esta actuación, ya que recientemente se ha achacado a las dificultades para acudir con el coche el notable descenso de la afluencia de público al estadio desde 2018.

Riesgo de inundación

Los terrenos seleccionados están afectados por los mapas de riesgo de Augas de Galicia por el Lagares, aunque en menor medida que la rúa Olímpicos o las plazas actuales delante de Tribuna, donde se suman las aguas pluviales llegadas de Coia con las crecidas del río. De esta forma, deberán crear un compartimento completamente estaco respecto al cauce artificial construido en paralelo en los años 80 durante la última gran reforma de calado.

La ubicación junto a la grada de Gol también provocaba inquietud entre el atletismo vigués ya que obligaría a inutilizar las pistas municipales durante su obra. Hace un año el concejal de Deportes, Manel Fernández, garantizaba a los clubes que esa ubicación se había descartado para su tranquilidad.

Por el momento se desconoce el plazo para el arranque de las obras o su fecha de inauguración, si bien al estar finalizadas ya las obras en la grada de Río no sería necesario coordinarla con la reforma del estadio._De esta forma, podría transcurrir en paralelo a los trabajos en ejecución en Marcador o los que se iniciarán en 2023 en Gol.

 

Compartir el artículo

stats