Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hemeroteca del decano

Hace 130 años | 15-1-1892

Problemas en la Travesía de Vigo

Las obras de mejora y ampliación de la Travesía de Vigo, una de las calles más céntricas de la ciudad en aquella época, seguía dando problemas a los responsables municipales. Primero fueron los vecinos los que protestaron de forma airada. Después se registró una polémica con la empresa encargada de los trabajos. Y lo último conocido fue la indemnización de 8.552,84 pesetas que se debían pagar por diversas expropiaciones. Los responsables municipales rechazaban abonar esta cantidad. Por lo tanto, el proyecto redactado por Manuel Quintana, el arquitecto responsable, se encontraba estancado. Ya acumulaba varios meses de retraso según lo previsto inicialmente.

Premio a un pastelero tudense

Severino Fonteainas, confitero implantado en Tui, logró la medalla de oro y un diploma en la Exposición Panstenopa, una de las más prestigiosas que se celebraban en España. El jurado destacó la alta calidad de los productos que presentó en el citado certamen.

Hace 100 años | 15-1-1922

Construcción de casas baratas

La Liga de Inquilinos anunció la construcción de tres casas que servirían de ejemplo para el futuro. Se trataba de viviendas consideradas como una referencia para desarrollar un amplio proyecto para sus socios y también la clase media de la ciudad. Los responsables de la entidad no desvelaron las características de las mismas. Señalaron que en el futuro tendrían acceso preferente los socios y después las familias que acreditaran disponer de escasos recursos económicos. La iniciativa contaba con el apoyo del Ayuntamiento de Vigo.

Viviendas sin documentación

El ayuntamiento sancionó como falta grave la ausencia de documentación de numerosas cada en la ciudad. Sus propietarios alegaron no disponer de ningún papel. Con ello trataban de evitar el pago de impuestos. La inspección, que todavía continuaría durante las próximas semanas, desveló una gran cantidad de inmuebles, también industriales, sin regularizar. Las multas eran económicas.

Hace 50 años | 15-1-1972

Desguace de barcos, otro negocio

La zona de Guixar se estaba convirtiendo en un lugar para el desguace de barcos. El Decano informaba de la nueva actividad de algunos astilleros. Ya había registradas cinco embarcaciones para pasar por el proceso de desguace. Dos eran militares, entre ellas un submarino. Mientras los astilleros vigueses seguían en plena actividad para construir barcos, sobre todo de pesca, otros empresarios también descubrieron una nueva manera de hacer negocio.

Nueva etapa del Club Ciclista Vigués

Ramón Larrañaga Ramos accedió a la presidencia del Club Ciclistas Vigués con el objetivo prioritario de encontrar ingresos económicos que garantizaran la continuidad de la entidad. Ese era el principal problema. Una de las soluciones era aceptar socios, aunque quedaba por concretar la cuota que pagarían. El Club Ciclista Vigués estaba formado en esa época por nueve ciclistas de la categoría de aficionados y diez de juveniles. 

Compartir el artículo

stats