Los problemas de acceso a la vivienda en Vigo elevan la tensión entre Concello y Xunta. El alcalde de la ciudad recriminaba ayer al ejecutivo autonómico que durante el año pasado dejara el 63% de los fondos otorgados por el Gobierno central en esta materia, que le transfirió 47,7 millones de euros.

Abel Caballero criticó que mientras otras comunidades aportan aún más dinero para estas ayudas, la Xunta rechaza el 80% de las solicitudes que recibe, incluidos los “5.500 vigueses que demandan VPO y a los que el Concello destina el 75% de sus ayudas de emergencia.

Biblioteca del Estado

El regidor también solicitó a la Xunta explicaciones sobre su negativa a la construcción de la Biblioteca del Estado en la ciudad, al ser Vigo la urbe de mayor tamaño en todo el país sin este tipo de instalación.

Caballero destacó los cambios urbanísticos en el Chouzo que permitirán su construcción, que cuenta con una partida de 100.000 euros en los Presupuestos Generales del Estado.

Sin embargo, la delegada territorial en la ciudad, Marta Fernández-Tapias, calificó esta cifra de “raquítica” en relación a su coste total –cercano a los 15 millones de euros, asumidos íntegramente por el Gobierno– y solicita una biblioteca “a la altura de las necesidades de la ciudad” que alcance los 8.000m2.