Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mira Vigo

Aymé, ¡qué bueno que te quedaste, cubanota!

Fernando Franco

¡Qué alegría! Me acabo de enterar que mi admirada amiga cubana Aymé Rivera sigue con nosotros en Vigo, y tiene en el Club Náutico los lunes y viernes, en su preciosa biblioteca, dos talleres de cultura literaria; poca gente pero fiel. Uno (lunes, de 18 a 19), sobre la literatura norteamericana desde Faulkner hasta hoy; el otro (viernes de 18 a 19), sobre “Literatura de mujeres y mujeres en la literatura”. Aymé, doctora en Filología con tesis doctoral sobre la imagen de la mujer negra en la literatura, llegó a España hace unos 16 años y se trasladó de Madrid a Vigo hace uno o dos (por un amor que naufragó), donde quedó en una situación de precariedad laboral al no conocer a nadie. Diplomada en Estudios Avanzados, profesora de Literatura Española, a mí me sorprendió su humildad y al tiempo erudición, y su capacidad de supervivencia cuando la vi montar un taller literario para salir del “pasmo” laboral. Hoy la reencuentro ya en el Náutico y sus clases deben ser un privilegio. Tengo otras dos amigas que enriquecen también con similares talleres la vida viguesa. Una es Carmen Sampedro, periodista y escritora que vino de Argentina aunque ya tiene nacionalidad española; otra, la poeta Graciela Ruibal. Las tres, Aymé, Carmen y Graciela, con libros en su haber. ¡Aymé, que bien que te quedaste en Vigo!

Sampedro se nos fue, con filosofía, a Ferrol

Antes hablé de la periodista y escritora Carmen Sampedro, y eso me recordó a Paco Sampedro, ese Doctor en Filosofía para la vida académica y persona entrañable en la vida privada. Profesor en Santiago y Vigo recientemente jubilado con un puñado de libros en su haber, la última vez que hablé con él fue con motivo del homenaje que organizó en el café De Catro a Catro a su amigo el abogado vigués Gustavo García Fdez.Tapias, fallecido de un infarto en Fuerteventura, donde había reemprendido su vida laboral en una primera etapa asesorando gratuitamente a la gente que llegaba en pateras. Pero a lo que voy es que, si Aymé Rivera llegó a Vigo por amor, por amor Paco Sampedro se nos fue a vivir a Ferrol, eso sí, una vez que le quitaron lo “del Caudillo”.

Y la tarea cultural de Abel (el otro)

Estoy leyendo la agenda cultural municipal que cada mes me manda el concejal de Cultura Abel Losada. Nunca me había parado en la lectura global de todo un mes, y a fe que ahora me doy cuenta de que son muchas las atenciones que tiene que prestar un concejal de ese ramo, porque es muy variada la programación, desde teatro a actividades infantiles, conciertos, actos en bibliotecas, campamentos, exposiciones, premios, cursos de alfabetización informática o de banda diseñada… y cada cual tiene su aquel. Especialista en demografía y economía de la población, Abel (el otro), con larga experiencia política, parece mantener una buena convivencia entre las ciencias de su profesión académica y las letras de su responsabilidad política y pulsiones interiores. Los dioses le protejan en su delicada misión.

La exdirectiva náutica. Ahí tenéis a la exdirectiva del Club Náutico en una kedada (grafía alternativa de las redes) para felicitarse la Navidad, como todos los años. Dos mandatos, de 2005 a 2013, muchas ilusiones, navegación entre aguas agitadas y compromiso con el club tejieron también lazos de buena amistad. De izda. a dcha.: Ricardo Pérez, Willy Mendía, Franco Cobas (que fue olímpico presidente), Cristina Bolívar, Antonio Amaro, Nicolás Brasa y Pili Pousa.

Compartir el artículo

stats