La ría de Vigo ha recuperado uno de sus miradores más especiales con seguridad y estética reforzadas. Los baluartes de la fortaleza del Castro estrenan una barandilla metálica de más de 150 metros que permite acotar el entorno sin miedo a caídas la parte más occidental de su muralla.

Esta nueva reja fue visitada ayer por el alcalde de la ciudad, Abel Caballero, junto con el concejal de Parques y Jardines, Ángel Rivas. El regidor se mostró ampliamente satisfecho con el resultado tras dos meses de trabajos ya que "se había vuelto un lugar inseguro".

Abel Caballero y Ángel Rivas visitan las nuevas barandillas del Castro Alba Villar

El deterioro de la anterior barandilla obligó a la instalación de una nueva en las escaleras que dan acceso al Baluarte do Regueiro, así como en el borde del mismo desde el cual se puede observar el puerto de Bouzas, Alcabre o las Islas Cíes.

El alcalde destacó esa misma mañana la satisfacción que le produce la inclusión del archipiélago vigués en el listado de 52 destinos que visitar en el 2022 por parte del New York Times.

Rehabilitación del monte do Castro

Caballero señalaba que esta actuación es un paso más en la recuperación del entorno del monte, una labor en la que se mostró profundamente agradecido al Ministerio de Turismo por otorgar 1,3 millones de euros a esta intervención.

Tras la demolición del "pastiche y adefesio" que suponía el restaurante ubicado en su ladera y la puesta en valor de las murallas en noviembre de 2020 con una nueva iluminación y sendero; el regidor señala cuál será el siguiente hito.

Nuevas barandillas de O Castro, en escaleras y baluartes Alba Villar

El túnel que conecta el baluarte defensivo con la parte más baja del monte será acondicionado para recibir visitas, permitiendo recrear "batallas navales" y de esta forma recobrar el protagonismo que merece.