Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Goteo incesante de casos en la vuelta a las aulas tras las vacaciones

Colegios e institutos registran pocas bajas entre profesores y alumnos en la primera jornada lectiva pero están “preocupados” por el impacto de la sexta ola y su gestión

Alumnos del CEIP García Barbón, ayer, en la vuelta a las clases con la incidencia disparada

Profesores, alumnos y padres afrontan la vuelta a las aulas tras las vacaciones “preocupados y expectantes” ante el impacto de la sexta ola en el área viguesa. Aunque en los centros consultados ayer por FARO la jornada estaba transcurriendo con relativa normalidad, sin apenas bajas entre los docentes y un goteo de ausencias de estudiantes, también era evidente la inquietud por la evolución de la pandemia y las medidas a tomar frente a la posible irrupción de casos positivos y el cierre de aulas.

“Estamos poniendo todo en funcionamiento, con precaución y a la espera de cómo se gestionarán los casos, cuándo se confinará a los alumnos o se tendrá que cerrar una clase. Esta tarde [por ayer] hay una reunión de la junta autonómica de directores con la Xunta. Por ahora, mantenemos las medidas que ya teníamos: jugar con la ventilación, grupos burbuja y uso estricto de la mascarilla”, apuntaba ayer Juan Carlos Abalde, director del CEIP Chans de Bembrive y responsable de la Asociación de Directores de Colegios Públicos de Vigo.

El curso se reinició en el centro con la plantilla docente al completo y un 10% de alumnos ausentes. ”No sabemos los motivos, pueden ser positivos o estar confinados con sus familias. Todos estamos preocupados. Hasta ahora no ha habido transmisión en los centros, porque hemos sido muy estrictos, se ha pasado frío y se han perdido muchas cosas. La vida se ha limitado”, reconoce Abalde, que también incide en que la docencia virtual “complicará” todavía más la labor de los profesores.

Alumnos del CEIP Ría de Vigo. ALBA VILLAR

En este sentido, el conselleiro de Educación aseguraba ayer que la mayoría de bajas en los cuadros docentes ya se habían resuelto. Algo que niegan desde la Federación Olívica de Nais e Pais (Foanpas). “As baixas xa non se estaban cubrindo antes e segue facendo falla persoal. Hai docentes que comunicaron a súa baixa durante as vacacións e non teñen sustituto. E un profesor de apoio non é o mesmo. O curso pasado acabou fatal e esperamos non seguir na mesma situación”, denuncia su presidenta, Iria Salvande, que también advierte de las dificultades de los padres que no pueden teletrabajar en el caso de que sus hijos sean confinados en casa.

“E están faltando moitos nenos, sobre todo, os máis pequenos, porque unha parte importante van ser vacinados estes días e as familias prefiren esperar”, asegura la presidenta de Foanpas.

Alumnos del CEIP García Barbón. ALBA VILLAR

“De momento, no hemos tenido ninguna incidencia entre el profesorado, lo que es perfecto a nivel de organización, y la asistencia de alumnos es del 99%. Solo han faltado unos pocos, aunque no sabemos los motivos. Vamos a esperar a conocer cómo evoluciona la situación y agradecemos a las familias, que siempre han tenido muchísima colaboración, que sigan siendo precavidas y, ante el menor síntoma, no envíen a los niños. Lo que pedimos desde los centros es que la situación se mantenga así”, expresaba ayer Benito Gil, director del CEIP García Barbón.

“Por ahora, seguimos con las mismas medidas. Los alumnos están muy concienciados y ya han interiorizado la higienización de manos y de su zona de trabajo. Lo están haciendo de forma maravillosa, nos dan una lección, no le podemos poner ninguna pega”, aplaude Gil.

Institutos

En el caso de los alumnos mayores de 12 años, la mayoría están vacunados con doble pauta, lo que supone una garantía adicional para los institutos. “Junto con el uso de mascarillas y el resto de medidas, nos da seguridad. Por ahora, seguimos con los mismos protocolos y estamos más o menos tranquilos. No tenemos miedo, pero sí mucha preocupación por la situación actual. La gente puede ser positivo y todavía no lo sabe”, comentaba ayer Nuria Veiga, directora del IES Santa Irene.

El centro recuperó su actividad normal con alguna baja en la plantilla docente y entre los alumnos: “A lo largo de la mañana me han notificado 12 casos de estudiantes y es probable que muchos se lo comuniquen directamente a sus tutores. En el caso de que no puedan acudir a algún examen, el profesor decidirá si puede hacerlo más adelante”.

Por su parte, desde el IES Carlos Casares cifraban ayer por la tarde las bajas de alumnos en un total de 22, por ser positivos en COVID o haber tenido contacto directo, y no contaban con ninguna ausencia en su plantilla docente.

Cribado masivo en la UVigo, que ya solo acoge exámenes

La Universidad de Vigo inició ayer un cribado masivo a través de PCR por saliva al que están llamados 2.800 trabajadores de los tres campus, tanto profesores e investigadores como personal de administración y servicios. Las clases del primer cuatrimestre ya han finalizado y los centros solo acogerán exámenes durante las próximas semanas.

Compartir el artículo

stats