Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Estamos desbordados y aquí no se nos indicó restringir la actividad; así no damos abasto”

Profesionales de los centros de salud del área de Vigo a los que no les fue remitida por escrito la medida de suspender consultas no urgentes o COVID relatan cuál es su situación

El área sanitaria de Vigo, desbordada por la sexta ola, agoniza

Descuelga el teléfono y lo primero que dice es: “No tengo tiempo para hablar ahora porque no damos terminado las consultas”. Pasan ya de las 14.15 horas y todavía debe atender a un gran volumen de pacientes antes de que finalice su jornada, “estamos asfixiadísimos”. Con estas palabras la doctora Marta Delfín, del centro de salud de A Doblada, hablaba brevemente sobre la situación que se está viviendo en la actualidad en la red de Atención Primaria del área sanitaria de Vigo y aseguraba el pasado 5 de enero que “si no reventamos es porque no somos tuberías, pero es que tenemos muchísima demanda y no conseguimos terminar las consultas”.

Una respuesta similar es la que se podía encontrar entre los profesionales del centro de salud de Pintor Colmeiro, desde donde el doctor Luciano Garnelo indicaba que “estamos registrando un enorme volumen de actividad, porque seguimos atendiendo a un gran volumen de pacientes positivos de COVID. Estamos desbordados y, por ejemplo, aquí, nadie nos indicó que restrinjamos la actividad, cuando no damos abasto”.

  • La “crítica” situación en Primaria lleva al Sergas a suprimir consultas en 14 centros de salud del área

Esta es la otra cara de la moneda, la de los centros de salud del área sanitaria de Vigo a los que no les fue remitido por escrito la indicación de priorizar la actividad asistencial, en caso de verse saturados, y suspender aquellas consultas programadas para dedicarse a los casos urgentes o a los que estuvieran relacionados con patología COVID. Dicha medida fue propuesta por la Gerencia del área viguesa a un total de 14 centros de salud en los que las ausencias de los facultativos llegaban a superar incluso el 50% y, si bien algunas unidades de Primaria lo acataron (algo que los propios profesionales aseguraban que ya se venía haciendo debido al fuerte impacto de la sexta ola) hubo otros que optaron por prolongar sus jornadas laborales hasta en más de dos horas para no dejar a ningún paciente sin consulta.

  • Hasta dos horas de prolongación de jornada para no dejar a los pacientes sin su consulta

Sin embargo, la realidad no es muy diferente en el resto de los centros de salud del área y desde el de Sárdoma, el doctor Fernando Lago, apuntaba que “estamos ahogados, atendiendo a una media de 70 pacientes diarios y ahora mismo contamos con 30 casos activos de COVID que eso es una barbaridad. Además del seguimiento y la atención a estos pacientes, nosotros seguimos pasando consulta a los crónicos. Esto es horroroso, sin duda está siendo la peor ola de la pandemia para nosotros, la demanda aumentó muchísimo y aquí tenemos suerte porque tenemos bastantes residentes que nos echan una mano”, señala.

Lago indica que, si bien en los pacientes pediátricos se ha detectado una retracción debido al COVID, los pacientes adultos “vienen igual independientemente de la pandemia, vienen a consulta con normalidad e incluso nos llegan contactos estrechos de positivos. Por otra parte, cuando hacen test de antígenos, también nos llaman a nosotros, cuando hay un número específico habilitado para ello”.

Desde el centro de salud de Redondela también constatan esta realidad. Así, profesionales del centro aseguran que se está prestando atención a patologías COVID y no COVID, con más de 60 pacientes diarios en las agendas y con los facultativos prolongado sus jornadas más allá de las 16.00 horas, puesto que se ven abocados a prolongarlas para poder hacer seguimiento al gran volumen de personas con positivo activo en sus cupos.

En cuanto al PAC de este mismo centro, en horario de tarde en estas fechas tan solo está trabajando un facultativo que tiene que asumir las urgencias de los otros dos, lo que supone una gran sobrecarga. Sin ir más lejos, el pasado día 4 hubo 60 pacientes, mientras que el fin de semana de Año Nuevo se atendieron a 170 pacientes en 24 horas cada día.

Una de las situación que provoca que en Redondela los trabajadores estén desbordados es que todavía no están siguiendo los nuevos protocolos COVID que fueron modificados la semana pasada, lo que, en palabras de los profesionales “nos desborda por la confusión que genera entre la población. Es un completo desastre”, señalaban.

En prácticamente todos los centros de salud coinciden en que lo peor fue la semana pasada, porque entre bajas y vacaciones, algunos se quedaron bajo mínimos. En el caso de este último, el 24 de diciembre en el PAC durante tres horas solo hubo un facultativo, que también asumía las urgencias de Fornelos, Pazos, Redondela y Chapela.

El Sergas aseguraba el pasado miércoles que confían en que la presión asistencial en la red de Atención Primaria se alivie a partir del próximo lunes 10, cuando se reincorporarán gran parte de los profesionales tras sus vacaciones y será ahí cuando se analice la situación, por si fuera necesario adoptar otras medidas.

Evolución de la pandemia

El área sanitaria superó ayer la barrera de los 13.000 casos de COVID y ya se contabilizan 13.276, tras haber sido detectados 977 nuevos positivos y 1.032 nuevos contagios. Permanecen hospitalizados 81 pacientes, de los cuales 67 están en planta y 14 en UCI. Por otra parte, en las últimas horas fueron tramitadas un total de 478 altas epidemiológicas.

El Concello pide explicaciones al conselleiro sobre la situación en Primaria

El concejal del gobierno municipal de Vigo, Carlos López Font, manifestó ayer su agradecimiento para con los profesionales de la red de Atención Primaria de la zona, por su compromiso, y exigió al conselleiro de Sanidade, Julio Comesaña, “de manera inmediata” una explicación sobre “a dónde condujo a la Atención Primaria de Vigo, porque esta situación es absolutamente intolerable”. El edil hacía así referencia a la reciente indicación de la Gerencia del área sanitaria a 14 centros de salud con déficit de profesionales facultativos para que prescindieran de aquella actividad programada que no fuera urgente o que no estuviera relacionada con pacientes COVID. En este sentido, Font denunció que “es gravísima la situación de la Atención Primaria en Vigo y la Xunta no ha contratado a profesionales con el dinero que recibió del Gobierno de España precisamente para hacerlo. Es absolutamente indecente, hacen caja con la salud. Están jugando con la vida de la gente”, sentenció el concejal socialista.

Compartir el artículo

stats