Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ignasi Vidal | Director del Musical “Antoine”

“Antoine de Saint-Exupéry es más que ‘El Principito’, una visión muy sesgada de su vida”

El Auditorio Mar de Vigo acoge hoy y mañana dos sesiones únicas en Galicia del musical sobre la historia del escritor francés

Ignasi Vidal.

El musical “Antoine” llega esta semana al Auditorio Mar de Vigo para ofrecer dos representaciones hoy y mañana. En él, su director Ignasi Vidal recrea la historia de Antoine de Saint-Exupéry, el creador de la obra universalmente conocida “El Principito”.

–En este musical ensalza la figura de Antoine de Saint-Exupéry más allá de ser el autor de “El Principito”.

–Claro, en la función no se habla tanto de “El Principito” como del propio autor. Habla de su proceso de creación, de la cabeza de Saint-Exupéry. Si alguien va esperando ver la historia de “El Principito” pues no es lo que van a ver, sino que se van a encontrar con un personaje elaborando una biografía poética de su vida. Vale que escribió un libro que ha trascendido en el tiempo, pero en este caso vamos a ensalzar la figura de su autor.

–De igual modo, es hablar de Antoine de Saint-Exupéry y lo primero que a cualquiera le viene a la mente es su obra. Es reflejo de la realidad de vivió, sus pensamientos, angustias...

–Sí, él de alguna manera era un díscolo en cuanto a las ideologías imperantes en su tiempo. Veía la vida desde el lugar del arte y la creación y eso le convertía en alguien fuera de lugar para su época donde estaba todo muy polarizado, con dos grandes bloques luchando por hacerse con las ideas dominantes en el mundo, él buscaba un concepto mucho más humanista de la vida. Era una persona muy fuera de su tiempo y con un gran sentido del humor. Vivió una vida repleta de aventuras y muy interesante desde un punto de vista teatral.

–Haciendo referencia a esta vitalidad teatral, ¿cómo fue el proceso para transformar esta biografía en un musical?

–En la vida de Antoine de Saint-Exupéry la música ha tenido mucho peso. Para mí enseguida fue claro que tenía que contarse con música. Es un género que conozco muy bien, que he trabajado con actores mucho tiempo y no había tenido la oportunidad de dirigir uno. Aquí hay una serie de circunstancias como contar tanto en tan poco tiempo que con la música se consigue de una forma más eficaz.

–Aunque cuente más realidad que la apreciada en su obra estrella, ¿qué podrá ver el público del espectáculo que no haya podido encontrar en sus libros?

–De entrada descubrirá que detrás de las historias y personajes del libro hay situaciones que el autor vivió en la realidad y que luego transformó en esa especie de canto poético de la literatura, pero detrás de todo eso hay personajes que él conoció y que él quiso plasmar de esa manera. Y lo sorprendente es que “El Principito” acaba teniendo un significado mucho más cercano o terrenal de lo que podría parecer al principio. Es mucho más fácil de comprender después de ver visto el musical.

–Se podría llegar a verlo no tan imaginativo, sino ubicarlo en la cotidianidad.

–Imaginativo es, lógicamente. Ha tenido que usar grandes dosis de imaginación para convertir esos personajes en seres de un libro que aparentemente es para niños. Pero desde luego lo que hace es descifrar un mensaje que para mucha gente se nos había pasado por alto.

–¿Cuántas veces ha tenido que leer sus obras para poder descifrar al verdadero Saint-Exupéry?

–Hay mucha historia y mucha documentación. Realmente el último libro publicado por Antoine es “El Principito”, así que estamos hablando de un autor que ya era muy conocido y reconocido por su obra en la época. Él no vio en vida esta obra, pero tuvo dos novelas que habían sido llevadas al cine en Hollywood. No es un autor de una sola, sino de muchas con mucho éxito. No solo me basé en “El Principito” porque me había dado una visión muy sesgada de su vida. Es más, la “Tierra de los hombres” me sirvió mucho más para situarme en su pensamiento.

Compartir el artículo

stats