La Xunta eliminó un punto de vertido de aguas residuales en la parroquia de Candeán. Las actuaciones se iniciaron en el transcurso de una inspección técnica tras un aviso del 112 por un vertido que afectaba al dominio público.

En la visita se localizó un foco de agua residual procedente de la red municipal de saneamiento hacia un río que discurre bajo el camino Sorrego, en el lugar de Goleta. Tras notificar al Concello de Vigo, los técnicos advirtieron en una nueva visita que había sido resuelto el “tapón” formado que producía esta sobrecarga y vertido.