Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mensaje de los niños vacunados en el Ifevi: “¡Que vengan todos!”

Una mujer lee las decenas de mensajes escritos por niños vacunados en el Ifevi.

Aunque en Galicia el porcentaje de población que ha rechazado vacunarse es muy bajo, lo cierto es que hay personas que se siguen negando a acudir al Ifevi a inmunizarse ya sea por temor, porque piensan que el COVID no existe o simplemente por “pasotismo”. En la salida de la zona de vacunación del recinto ferial hay un gran tablón donde las personas que se ponen el pinchazo pueden dejar sus mensajes, y entre los más activos están los niños (que están recibiendo estas últimas semanas la primera dosis). Los pequeños reconocían nervios en los momentos previos a ponerse la vacuna, pero una vez recibida le quitaban hierro. Es lo que reflejaban en los post-it que colgaban en el tablón: “¡No duele nada! Lo superé aunque tenga miedo a las agujas”, rezaba uno de los mensajes. La ausencia de dolor en el pinchazo fue una de las grandes alegrías de los niños, que acompañados de sus padres salían del Ifevi contentos por poner su grano de arena a poner punto y final a la pandemia. También hay hueco para los mensajes entrañables, como el de Laura: “Grazas por todo, chorei un pouco pero non pasa nada”.

Precisamente el agradecimiento de los más pequeños a los profesionales sanitarios que los atendieron en el recinto ferial fue total. Muchos de los mensajes precisamente están dedicados a las enfermeras que les pincharon. “Mi más sentido agradecimiento” o “Muchas gracias al personal de enfermería del Ifevi” son solo algunos de los ejemplos de este tipo de mensajes.

Pero los niños también son conscientes de que hay compañeros suyos de clase, por ejemplo, que no van a vacunarse porque sus padres no quieren. Por eso también desde este tablón de anuncios lanzan mensajes para todos los escépticos que continúan negando los beneficios de las vacunas. “Soy Elena y animo a todo el mundo a vacunarse, no duele nada”, dice uno de ellos. Hubo pequeños que acudieron a vacunarse al mismo tiempo que varios de sus amigos, al coincidir la cita a horas similares, lo que les ayudó a pasar mejor el proceso. “Mis amigas y yo nos vacunamos juntas y así es más fácil”, escribió Adriana.

También los adultos

Pero no solo los niños dejan mensajes en el tablón, que también está disponible para que los adultos que están yendo estos días a administrarse la tercera dosis puedan escribir lo que quieran, ya sea un agradecimiento a los sanitarios, animar a los que no se vacunan a que lo hagan o simplemente contar su experiencia. Hay que señalar que salvo alguna incidencia por los nervios previos al pinchazo, prácticamente todas las jornadas de vacunación masiva en el Ifevi están transcurriendo sin complicaciones ni incidentes reseñables.

Compartir el artículo

stats