Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mira Vigo

¡Vaya chasco, colega!

Fernando Franco

El fotógrafo, apostado en posición de disparo, piernas flexionadas, esperando que se abriera la puerta del vagón 2 del tren en la estación de Urzáiz. A su lado, el joven periodista con una grabadora en mano. Se trataba de captar para su periódico vigués la salida del primer viajero del primer AVE comercial llegado a Vigo desde Madrid en la historia de Galicia. Se abrieron las puertas, disparó el fotógrafo como un vaquero desenfundaba su Colt en el Oeste ... Y le salí yo, del periódico de la competencia. “¡Maldición!”, le oí decir mientras buscaba con su cámara al segundo viajero y le decía al novato periodista que me ponía su grabadora ante mi boca: “¡No, a este no, que es de los nuestros pero de los otros!. Vaya chasco el del fotógrafo de la competencia!

Cada niño, un juguete 

¿Cuántos años llevan ya repartiendo ilusiones? El colectivo vigués “Cada niño un juguete” empezó el lunes, 20 de diciembre, la entrega de los juguetes de Navidad para las familias en La Nave de los Juguetes, situada en Camiño Veiguiña 40 frente al Mundo Pirata Park en Alcabre. Me cuenta Carlos Leiro que 5 palés preparados con 1.547 juguetes nuevos salieron el martes tarde para los niños afectados por el volcán de La Palma, llevados hasta la Isla Bonita por la empresa Halcourier. Parece increíble pero hayan entregado hasta ayer (solamente a asociaciones y contando estos de La Palma) ¡¡nada menos que 6.099 juguetes!! Me dice Leiro que este año tienen previsión de entregar al menos 14.000 y que las personas que lo deseen pueden todavía entregar sus juguetes o llamar al número 655 626 968 para cita previa y poder recogerlos en familia.

Y un paseo por la Alameda

Ayer me di una vuelta por la Alameda con la Lolailo, de nombre de pila Loló Domínguez cuando nació en su barrio de A Ponte de Ourense, antes de trasladarse a Vigo como todo buen ourensano. Dije una vez y sigo diciendo que nunca la Alameda viguesa cumplió función tan social de encuentro como con este despliegue de casetas de tan digna estética y tan variada oferta, de modo que en el paseo, donde antes la mirada hallaba solo jardines, halla ahora, respetándolos, desde libros a artesanía gallega, pasando por la oferta culinaria como protagonista y todo bajo un navideño manto de luces. Luego a la Lolailo y a mí nos recogió Toñi Rey en su coche para trasladarnos a La Florida a cenar a Jara, la taberna, en la calle Darío Durán, pero de eso os hablaré mañana.

La familia Valenzuela. Hoy os traemos en foto de Javier Pascual Garófano a lo que podríamos llamar “entorno familiar Valenzuela”. El otro día presentamos el libro “De este y otros mundos”, que se nutre de relatos surgidos de la fantasía o de la memoria biográfica de José Eduardo Valenzuela, que tuvo tiempo para construir esa memoria literaria por sus 93 años. Viejo amigo del poeta Valente, del pintor Virxilio o de Antón Risco, a Eduardo ya le presentamos hace diez años “Grita cuerpo, mis 80” y al bautizo público de este último vino gran parte de su familia viguesa, que veis en la foto. Sentados, él y su hijo Santiago, Premio Nacional del Cómic.

Compartir el artículo

stats