Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Atención Primaria viguesa busca frenar el uso inadecuado de antibióticos

Sesión sobre el uso de antibióticos en el centro de salud del Val Miñor.

Hace tiempo que el uso excesivo de antibióticos preocupa a las autoridades sanitarias, porque cada vez que se utilizan para tratar una enfermedad infecciosa, las bacterias se van adaptando a esta medicación y generan resistencia. Es más, diversos estudios, e incluso la Organización Mundial de la Salud, advierten que aproximadamente en 2050 los fallecimientos por infecciones de microorganismos resistentes a los antibióticos serán más habituales que las provocadas por cáncer. Desde hace tiempo existen los Programas de Optimización del Uso de Antimicrobianos (PROA), pero se aplicaban habitualmente en el ámbito hospitalario. El área sanitaria de Vigo fue pionero en llevar este sistema a Atención Primaria, ámbito asistencial en el que se prescriben el 80% de los antibióticos.

Un equipo formado por farmacéuticos, médicos y personal de enfermería realiza sesiones informativas en los diferentes centros de salud para fomentar el uso eficaz de estos medicamentos. José Iglesias Moreno es el farmacéutico de este equipo, y señala que “es importante tomar medidas para corregir los errores en la prescripción de antibióticos, porque hemos detectado un sobretratamiento especialmente en infecciones urinarias”. Concretamente, este profesional indica que para determinadas bacterias relacionadas con este tipo de patologías, no es necesario la utilización de antibióticos salvo que el paciente presente alguna sintomatología. También en enfermedades respiratorias se está detectando un uso inadecuado de este tipo de tratamiento, y habitualmente se utilizan antibióticos para los procesos víricos pese a no estar recomendados para ello, por lo que el objetivo es limitar cada vez más su uso y ajustarlo únicamente a aquellos casos en los que sean necesarios.

El objetivo es difundir esta campaña por todos los centros de salud. En ellos se están llevando a cabo sesiones informativas impartidas por un médico de familia residente acompañado de un miembro del equipo PROA, en las que también se analizan y detectan puntos de mejora en las prescripciones. Para facilitar la tarea a los facultativos de los centros de salud, y en colaboración con los especialistas en enfermedades infecciosas del área sanitaria de Vigo, el PROA ha actualizado la guía de tratamiento de las infecciones más comunes en Atención Primaria. Se trata de una guía muy útil, en formato de tríptico que se puede llevar en el bolsillo para que el profesional la pueda consultar en cualquier momento. Este documento recomienda cuál es el antibiótico más adecuado en función del proceso infeccioso, la dosis necesaria y el período de tiempo durante el que es necesario tomarlo. El objetivo es determinar el tratamiento más eficaz contra la bacteria causante de la infección. “Es algo que nos demandaban”, apunta el farmacéutico José Iglesias.

Las autoridades sanitarias son conscientes que el uso inadecuado de los antibióticos es una circunstancia a nivel global. El propio Sergas reconoce en su página web que la resistencia a los antibióticos es un problema mundial que está en expansión, debido a dos circunstancias. Por una parte, el mejor acceso a los antibióticos, asociado al aumento de los ingresos, que si bien salva vidas, fomenta también un mayor uso, aunque sea inapropiado, que impulsa esa resistencia. Por otra, la intensificación de la producción de alimentos de origen animal, que resulta de la creciente demanda de proteínas de este origen, fomenta el uso de antibióticos en la agricultura y en la ganadería que, de nuevo, impulsa la resistencia.

De este modo, agrega la Consellería de Sanidade, se ve que en el origen de la resistencia a los antibióticos como problema aparece su uso inapropiado, y, por eso, la posible solución apunta a la promoción del uso apropiado, que no es una tarea sencilla: son muchas y muy diferentes las personas, las instituciones y los intereses implicados. Para abordar esta complejidad se están desarrollando planes, como, en España, el Plan estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de la resistencia a los antibióticos, que contiene seis líneas estratégicas de intervención, entre las que figura la vigilancia del uso de los antibióticos y de las resistencias a los mismos. Al mismo tiempo, para aumentar la conciencia del problema, desde 2008 y promovido por el ECDC (Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades), anualmente se celebra el Día europeo de sensibilización sobre los antibióticos; y, a partir de 2015, la OMS celebra la semana mundial de sensibilización sobre los antibióticos.

Por todo ello la actividad que está llevando a cabo el equipo PROA de Atención Primaria en los diferentes centros de salud del área sanitaria de Vigo es tan importante. En primer lugar para que los médicos dispongan de toda la información disponible a la hora de recetar uno u otro medicamento, y en segundo para concienciar a la población sobre la importancia del correcto uso de estos fármacos.

Los consejos de la OMS para el uso adecuado de estos fármacos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también ha insistido en los últimos años en el uso adecuado a la hora de la prescripción y el tratamiento con antibióticos. Proporciona una serie de consejos concretos para su utilización y también reducirla en determinados colectivos. En primer lugar, tal y como también defiende el equipo PROA de Atención Primaria del área sanitaria de Vigo, es el más importante: prescribir antibióticos solo si es realmente necesario y siempre en función del tipo de infección que presente el paciente. Además, la OMS recuerda otro aspecto clave: solo se pueden utilizar si son recetados por un médico y no se deben compartir con otras personas. Además, cuando se consumen, es importante ceñirse al tratamiento prescrito, es decir, completar siempre la pauta marcada por el médico y no dejar de tomarlos aunque el enfermo considere que ya se encuentre bien. Y es importante también recordar que no se deben almacenar y “aprovecharlos” para otros usos.

Compartir el artículo

stats