Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El área sanitaria vuelve a batir récords: roza los seiscientos contagios en 24 horas

Personas de todas las edades esperando ayer para hacerse una prueba PCR gratuita en el Punto de Atencío Móvil del Sergas en el Náutico.

Las cifras que está dejando la sexta ola de la pandemia en el área sanitaria de Vigo empiezan a asustar y de qué forma, sobre todo teniendo en cuenta que faltan pocas horas para las cenas de Nochebuena y las comidas de Navidad, después de las cuáles se prevé un aumento todavía más explosivo de los contagios y hace inviable poner una fecha aproximada de cuándo se conseguirá doblegar la curva. Los últimos datos ofrecidos por la Consellería de Sanidade no pueden ser más preocupantes: el área de Vigo ha vuelto a registrar el récord de contagios diario de toda la pandemia, rozando las seiscientas nuevas infecciones en solo 24 horas. Concretamente fueron 593.

La transmisión del virus está completamente desbocada. Porque hay que tener en cuenta que el índice de positividad está a niveles demasiado elevados. Y es que más del 17% de las 3.387 pruebas PCR realizadas en la última jornada han sido positivas. Es decir, casi dos de cada diez. Y hay que recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) sitúa en un 5% el límite para determinar si la pandemia está controlada en un determinado territorio.

Otro de los datos que quita el hipo es el número de personas que actualmente están pasando la enfermedad en el área sanitaria de Vigo. Son 5.706 infectados, y todo apunta a que en las próximas horas se superará la barrera de los seis mil. Y en cuanto a la incidencia acumulada de nuevos casos por cien mil habitantes a catorce días los municipios más afectados son Baiona, Moaña, Mondariz-Balneario, Porriño, Oia, Pazos de Borbén, Redondela, Salvaterra de Miño, Gondomar y Salceda de Caselas. Todos estos municipios superan los mil casos por cien mil habitantes las dos últimas semanas. En la ciudad de Vigo concretamente ese ratio se sitúa en 886.

Las malas noticias también llegaban ayer desde las residencias. La Consellería de Sanidade informó de un brote con tres casos positivos en el Complejo Residencial de Atención a Personas Dependientes (CRAPD I) de Vigo, un centro de carácter público. El geriátrico Clece Vitam Pardo Bazán, por su parte, tiene a dos de sus usuarios contagiados. La presión sobre los hospitales se mantiene estable, con 87 personas con coronavirus ingresados en los centros sanitarios de la ciudad.

Una de las imágenes del día tuvo lugar ayer en el Punto de Atención Móvil (PAM) habilitado por el Sergas en el Náutico para la realización de pruebas PCR gratuitas. La cola para hacerse el test del COVID sin cita era literalmente kilométrica, llegando incluso a Praza da Estrela. Hubo personas que tuvieron que esperar siete horas y media para realizarse la PCR. El motivo es evidente: la gente quiere asegurarse que no está contagiada antes de juntarse con su familia en las comidas navideñas, por lo que acude de forma masiva a hacerse la prueba al Náutico. También van personas que estas fechas viajan fuera de España y necesitan un certificado conforme no están contagiados para entrar en el país de destino. La espera fue tal que hubo grupos de amigos y familias que se llevaron incluso una silla para sentarse mientras les llegaba su turno.

Compartir el artículo

stats