Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aluvión de personas para hacerse una PCR antes de Navidad: “Queremos pasar las fiestas en paz"

Cola para hacerse una PCR en el Covid-Auto de Povisa en Balaídos. Pablo Hernández

Faltan dos días para que comiencen los grandes encuentros de familiares que se reúnen para pasar la Nochebuena y la Navidad juntos y se nota. Y esta percepción no solo se corrobora en las tiendas, donde la gente acude a comprar regalos, o en las pastelerías, donde se hacen encargos especiales para endulzar la comida o la cena. En pandemia también se percibe en los diferentes dispositivos asistenciales y laboratorios en los que hacerse una prueba PCR o de antígenos. Y es que estos centros están viviendo una importante afluencia en los últimos días de personas que acuden para comprobar si están o no contagiados, especialmente de cara a poder reencontrarse con los suyos en estas fechas. Entre los más habituales que van a los laboratorios privados estos días se encuentran padres que llevan a hacerse la prueba a sus hijos porque han sido contacto de algún compañero que ha dado positivo en su colegio.

“Mi hija está en la misma clase que un alumno que ha dado positivo y los rastreadores no nos han llamado para hacerse la prueba. Por eso preferimos traerla nosotros mismos para confirmar que no está contagiada. Queremos tener unas fiestas en paz”, explica Manuel Pregal, que ayer estaba en el Covid-Auto que Povisa tiene habilitado en Balaídos y donde hacen pruebas PCR a adultos por 99 euros, a niños por sesenta y test de antígenos por treinta. Un caso similar al de Manuel y su pequeña es el de Rober, padre vigués que llevaba a su hijo ayer a someterse a la PCR para descartar que tenga el virus. “Estuvo confinado a causa de un positivo en su clase y ahora queremos estar tranquilos y poder cenar y comer en familia sin preocupaciones. Especialmente porque su abuela está enferma y no queremos ponerla en riesgo”, explica este padre vigués.

También Paula Pérez llevó a su hija ayer a Balaídos a hacerse la prueba después de detectarse un brote con tres positivos en su clase. “Preferimos venir ya y hacerle la prueba aunque tengamos que pagar porque queremos estar tranquilos. Y si es negativo podremos cenar la familia completa sin problema”, explica esta madre viguesa. Precisamente la mayoría de ellos están acudiendo a laboratorios privados como el de Povisa, Valenzuela o Vithas Lab en cuanto sospechan que sus hijos pueden estar contagiados al haber sido contactos de positivos en lugar de esperar por la llamada de la central de contactos del Sergas, que se puede demorar varios días, para convocarles para hacerse la prueba. Esta semana precisamente ha aumentado la cantidad de personas que acuden a estos centros para hacerse el test del COVID precisamente por la cercanía de las navidades.

Aunque un gran porcentaje de ellas son padres o madres que llevan a sus hijos para descartar que tengan el virus, también acuden directamente a estos centros mucha gente que se va a pasar estas fechas fuera de España y les piden una prueba negativa para entrar en el país de destino. Es el caso por ejemplo de Andrea P., que reconoce que no está vacunada y que ayer estaba con su coche a la cola del Covid-Auto de Povisa para someterse a una PCR. “Me voy a Alemania a pasar estas fechas con mi familia y me solicitan un certificado conforme no soy positivo”, explica. También en la cola estaba ayer una joven trabajadora canaria que vive en Vigo y que quería asegurarse de estar sana antes de viajar a las islas para estar con su familia. “Ya me hice una prueba gratuita en el dispositivo que tiene el Sergas en el Náutico, pero para corroborar que estoy bien quería tener una segundo test negativo”, explica.

Uno de los casos más curiosos es el de Ofelia Devesa, que llevaba a su madre a hacerse una prueba PCR porque se lo exigen en la residencia de mayores en el que la va a ingresar en los próximos días.

Situación epidemiológica

En cuanto a la evolución de los contagios en el área sanitaria de Vigo, en la última jornada hubo un volumen mucho menor de infecciones respecto a los días anteriores. Concretamente se detectaron 301 positivos para un total de 5.282 pacientes que en la actualidad sufren el COVID.

Compartir el artículo

stats